En nuestra rutina diaria, ocupamos agua desde que nos levantamos hasta que nos acostamos: cepillarse los dientes, tirar la cadena, bañarse, limpiarse las manos, enjuagar la loza, lavar ropa…

El problema es que el agua dulce es un recurso limitado y, por lo tanto, su consumo descuidado está provocando una grave crisis mundial. De hecho, el Foro Económico Mundial ha proyectado que para el año 2030 su demanda aumentará en un 40%.

Como en Biwil nos preocupamos por la economía de tu hogar y también por el planeta, ya te hemos dado consejos para que aprendas a ahorrar agua en tu casa. Ahora te presentamos algunas ideas para que puedas reutilizarla. ¡Toma nota!

✅ Junta agua cuando te duches

Una ducha de tan sólo 5 minutos gasta en promedio 60 litros de agua . Muchos reclaman que no pueden meterse de inmediato, porque sale fría al principio. Pues bien, tenemos la solución: mientras espere a que se caliente, junta el agua fría en un balde y luego úsala para regar las plantas, limpiar el patio, bañar a tu mascota, etc.

✅ No botes el agua de la tina

Si tienes la oportunidad de darte un baño de tina (y esperamos que no sea muy seguido, porque se gastan muchos litros), usa el agua sobrante para limpiar algunos exteriores. Recuerda que estará sucia, por lo que debes ocuparla sólo en funciones de aseo.

✅ Aprovecha la lavaza

Si estás lavando loza, hazlo primero en una lavaza y junta el agua restante. Puedes reutilizarla para limpiar tu baño, azulejos o pisos. Si tiene grasa, agrega unas gotas de detergente o champú de bebé para liberarla de ella.

✅ La misma agua para lavar y regar

Al lavar frutas y verduras, utiliza un bowl para juntar el agua que cae; luego riega con ella tus plantas. No importa si tiene tierra o restos orgánicos, porque no afectará en nada a tus ficus, suculentas o las especies que tengas.

✅ Aprovecha mejor el agua para regar

Si tienes varios maceteros juntos, coloca pequeños baldes entre cada planta; cada vez que riegues las macetas más grandes, el exceso de agua que caiga accidentalmente entre ellas podrá ser reutilizado. Si prefieres regar cada planta por separado, puedes poner platos debajo de los maceteros para reunir el excedente.

✅ Junta agua de lluvia

Si vives en una zona lluviosa, puedes reutilizar agua recolectada en jarrones o baldes. ¿Tienes un patio más bien amplio? Si es así, dispone los arbustos o plantas pequeñas debajo de los árboles más grandes; así, esas plantas recibirán el excedente que escurra de ellos.

✅ Al lavar el auto

Aunque puede ser una experiencia relajante, siempre se desperdicia mucha agua. Por eso, puedes lavarlo recolectando el agua que sobra del desagüe de la lavadora. Asegúrate de usar un detergente biodegradable, conecta la manguera a un recipiente grande y tendrás la mezcla suficiente para hacer brillar tu vehículo.

✅ No manguerees… ¡barre!

Por último, si limpias tu estacionamiento con la manguera, reemplaza aquella práctica por una enérgica barrida antes del lavado. De esta manera dejarás la superficie libre de la mayor parte de polvo y suciedad, cuyos últimos restos serán retirados con el agua que caiga del auto que acabas de limpiar.

Ya lo ves: reutilizar agua no requiere de un esfuerzo muy grande, pero sí de voluntad y compromiso para cuidar uno de los más valiosos recursos de nuestro planeta.

LEER ARTÍCULO COMPLETO