Si lo piensas bien, casi todas las actividades que haces en tu casa involucran el uso del agua: cocinar, lavar los platos, tomarte un tecito, ducharte, regar las plantas, tirar la cadena cada vez que usas el WC…

Como parece un recurso que está tan al alcance de la mano, hay muchas personas que nunca se han detenido a reflexionar sobre la cantidad de agua que usan y, lo peor, la gran cantidad de agua que pierden. Cuando te mostremos las cifras comprobarás que son miles y miles de litros.

El problema es que un uso irracional o irresponsable de este vital elemento compromete el suministro de todo el mundo, que debe enfrentar las sequías y la pérdida de agua dulce producto del cambio climático.

De hecho, la versión 2015 del Informe de las Naciones Unidas sobre los recursos hídricos del mundo reveló que, si el escenario de contaminación y emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) continúa tal como ahora, lo más probable es que de aquí a 15 años la cantidad de agua dulce disminuya casi a la mitad de lo que hay ahora.

¿Cuánta agua gastamos?

El Gobierno de nuestro país ha realizado algunas estimaciones respecto de la cantidad de agua que gastas con las acciones cotidianas:

🔹8 litros, aproximadamente, gasta un estanque nuevo del WC con cada descarga.

🔹12 litros por minuto: se van por el desagüe cada vez que te lavas las manos.

🔹20 litros, en promedio, gasta un WC antiguo con cada descarga del estanque.

🔹60 litros de agua gastas cuando te das una ducha de cinco minutos.

🔹120 litros de agua utilizas cuando lavas la loza por 10 minutos, aproximadamente.

🔹180 litros son los que necesitas para regar tu jardín por casi 15 minutos.

🔹285 litros puede llegar a necesitar una lavadora para una carga completa.

Según esta misma fuente, el consumo diario promedio de agua de una persona en Chile está entre los 120 y 200 litros, lo cual es muy fácil de explicar. Para eso, hagamos el siguiente ejercicio de actividades diarias:

  • Te lavas las manos durante un minuto, cuatro veces al día: 48 litros.
  • Vas al baño cuatro veces en el día (WC nuevo): 32 litros.
  • Te das una ducha “corta” de 10 minutos: 120 litros.
  • Lavas la loza una vez al día: 120 litros.

Si sumamos estas cuatro acciones que todos hacemos en nuestras casas, ya tenemos un total de 320 litros. Por eso, es muy necesario que aprendas a reutilizar el agua de tu casa (especialmente la que tiene sólo detergente o champú). Así haces dos cosas y ocupas la misma cantidad. ¡Fácil y bonito!

Si todo esto te hace sentido y quieres pasar a ser un ciudadano más responsable, también tienes algunas herramientas tecnológicas, como una aplicación creada por la Superintendencia de Servicios Sanitarios, que a través de dos simples preguntas te dará consejos sobre cómo ejercer un consumo responsable de agua.

Así que ¿cuál será tu próxima acción? ¿Cerrar sagradamente la llave cada vez que te cepillas los dientes? ¿Hacer más eficiente el lavado de la loza? ¿Darte una ducha más corta? Opciones hay muchas.