Es urgente que aprendas cómo ahorrar agua en tu casa, porque es un recurso limitado que, muchas veces, se malgasta en algunas de las actividades domésticas más comunes: lavar, cocinar, ir al baño, etc.

Por ejemplo, ¿sabías que con ducharte tan sólo unos minutos puedes consumir más de 100 litros de agua o que, en promedio, se utilizan 300 litros diarios solamente en la descarga del WC?

Ahora, multiplica esta cifra por todas las personas de tu casa; luego, por los de tu ciudad, tu país y el mundo. Obtendrás un número impresionante de litros perdidos.

Por eso, aquí te presentamos cinco maneras que con las que podrás ahorrar un gran porcentaje de tu consumo diario, disminuir tu cuenta mensual, y contribuir con la gran misión de utilizar este recurso de forma responsable.

1. Usa cabezales de ducha y llaves eficientes

En todos los artefactos de grifería (ducha, lavamanos, lavaplatos), trata de instalar aireadores, limitadores de caudal, válvulas reguladoras de caudal, dispositivos antifugas y limitadores de recorrido. Al utilizarlos se puede reducir, aproximadamente, el 40% del uso diario de agua.

2. Disminuye el volumen de descarga de tu WC

Una manera muy sencilla de hacerlo es disminuyendo la cantidad de descargas: hazlo sólo cuando sea necesario y no para, por ejemplo, lavarlo o enjuagarlo. Incluso hay personas que tiran la cadena antes de orinar… lo cual, por cierto, es un gasto innecesario.

También es posible convertir tu inodoro en un aparato eficiente; para esto debes poner una o dos botellas rellenas de arena adentro del estanque (de un litro o de un litro y medio está bien). Así podrás regular el nivel de la descarga, permitiendo que sólo salga el agua que necesitas para que se vayan los desechos.

3. Lava la loza con el lavaplatos lleno

El volumen normal de un lavaplatos es de 12 litros, por lo que es mucho más eficiente llenarlo un par de veces (suficiente para una cantidad regular de loza), para realizar un lavado en dos simples pasos: enjabonar en seco y enjuagar después.

Con este sistema podrás disminuir en más de un 50% el gasto que implica dejar la llave abierta, ya que se utilizan en promedio 12 litros por minuto. Sí, leíste bien: 12-litros-por-minuto. ?

4. Utiliza tu lavadora siempre en su máxima capacidad

Todas las lavadoras están fabricadas para funcionar de la forma más eficiente cuando están en su mayor capacidad, gastando menos agua por kilo de ropa. Además, es importante que complementes tus lavados con un buen detergente (para evitar lavar dos veces la misma prenda).

5. Repara cualquier fuga de agua

Según el Manual para el consumo responsable de agua potable, del Gobierno de Chile, por segundo, una fuga de una gota de agua en cañerías o grifos se convierte en una pérdida de 10 mil litros al año para la casa.

Tu WC también puede presentar filtraciones desde el estanque. Para descubrirlas, puedes añadir algún tinte o una de esas pastillas sanitizantes azules. Si puedes verlo en la taza con el paso de los minutos, significa que existe una fuga.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorCómo hacer un huerto orgánico
Siguiente publicación¿Cómo reciclar las botellas?