Tomar agua de lluvia te podría parecer extraño, pero es una práctica antigua que, hasta el día de hoy, se utiliza en muchos sectores rurales con difícil acceso al agua potable.

De hecho, organizaciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) promueven la captación y consumo del agua de lluvia dentro de las llamadas “fuentes de agua alternativas”.

Esto significa que la lluvia podría ser tanto o más confiable que otras fuentes naturales de agua dulce (ríos, esteros o lagunas). Esto se debe a que tiene menor riesgo de entrar en contacto con basura o desechos naturales y, en un ambiente limpio, estará libre de elementos que puedan alterar la salud.

Lo importante que debes tener en cuenta es el entorno en el que se recolecta el agua de la lluvia, ya que no es lo mismo hacerlo en el campo o en una gran ciudad.

En la ciudad

En las grandes ciudades, como Santiago, el aire está lleno de smog y partículas contaminantes (dióxido de carbono, óxido de nitrógeno y dióxido de azufre), las que generan un fenómeno conocido como lluvia ácida.

Por lo anterior, para quienes viven en estos ambientes tenemos una mala noticia: no es recomendable tomar el agua de la lluvia.

Ventajas del agua de lluvia

Una de las principales ventajas de utilizar la lluvia como fuente de agua para consumo humano tiene que ver con tu bolsillo, porque es una alternativa casi gratuita.

Como no se trata de salir al patio y abrir la boca ? tendrás un gasto inicial para instalar un sistema de captación; esto dependerá de tus necesidades de consumo y de las condiciones climáticas de la zona de vives (por ejemplo, en el norte de Chile se pueden instalar mallas que capten la camanchaca, porque genera abundante agua).

A su vez, considera la higiene al momento de almacenar esta agua, juntándola en tiestos o envases limpios. Incluso, es útil cubrir estos recipientes con mallas para evitar la caída de residuos, el contacto con insectos o algún otro tipo de elementos contaminantes.

¿Será pura el agua que junto?

Si tienes dudas sobre la pureza del agua, es muy importante que ésta sea consumida hervida. Si está dentro de tus posibilidades, podrías usar filtros especializados que venden en el comercio.

Si quieres investigar en mayor profundidad para entender cómo captar agua de lluvia para consumo habitual, lee el manual diseñado por el Centro Tecnológico de Hidrología Ambiental de la Universidad de Talca. Si lo haces siguiendo las medidas de seguridad, seguro que aprovecharás este elemento, literalmente, caído del cielo.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anterior¿Cómo reciclar las botellas?
Siguiente publicación¿Dónde estacionar tu bicicleta en Santiago?