Cada temporada es perfecta para sembrar distintos vegetales: la primavera da vida a las plantas gracias a sus temperaturas frescas; el verano es ideal para los frutos y semillas que requieren de mucho sol; y durante el otoño puedes producir verduras que no necesitan mucha luz.

Cuando las temperaturas comienzan a bajar y el invierno se acerca, también podemos plantar productos que son más resistentes al frío. Toma nota de estos datos para sacarle el jugo a tus propios alimentos frescos durante esta temporada.

🌱 Zanahorias

Es un tubérculo versátil, que puede ser plantado durante todo el año. Crecerá perfectamente en un macetero, y se recomienda que la tierra esté suelta y arenosa para un mejor crecimiento.

Aunque son muy resistentes a las heladas, intenta ubicarlas en algún lugar donde reciban un poco de sol durante el día. Luego de sembradas, el tiempo promedio de cosecha es de 90 días.

🌱 Arvejas

En estas leguminosas, conocidas también como guisantes, encontrarás proteínas, fibras, vitaminas, carbohidratos y antioxidantes. Y lo mejor de todo: ¡son de fácil cultivo!

Las plantas adultas resisten temperaturas de hasta -7°C y son perfectas para sembrar en invierno, pues el exceso de calor puede producirles daño durante la cosecha. Por eso, intenta que la exposición al sol sea ocasional.

🌱 Betarragas

Conocidas también como remolachas, es un tubérculo poco exigente para su sembrado: resiste el frío, por las que soporta sin problemas el invierno.

Recuerda mantener la tierra suelta para posibilitar el crecimiento de sus raíces. La germinación se producirá en unas tres semanas después de la siembra, a una temperatura media de 7°C.

🌱 Frambuesas

Sin la necesidad de darles excesivos cuidados y resultando en general en una producción alta, las frambuesas son un fruto sencillo de cosechar, sobre todo si te estás iniciando con tu huerto en casa.

Es preferible plantar un brote en lugar de semillas, ya que por su facilidad de siembra comienza a dar frutos de forma más rápida, durante todo el año.

🌱 Hortalizas

La espinaca es de fácil siembra en huertos pequeños. Puedes plantarlas separándolas unos 30 centímetros entre sí, o esparciendo las semillas en maceteros. Necesita poco calor y sol, y tiende a ser muy durable.

La acelga y la lechuga escarola son otras dos hortalizas idóneas para el invierno, pues son capaces de soportar temperaturas muy frías.

Presta atención a las distintas épocas para sembrar las semillas, y recuerda que el invierno sigue siendo una temporada amigable con varios vegetales. Anímate, prepara la tierra y descubre tus propias recetas naturales. Por ahora, ¡eso es todo, amigos! 🐰🥕

LEER ARTÍCULO COMPLETO