Cuando hace frío, pareciera ser que necesitamos comer algo rico para sentirnos más felices. ¿Y qué mejor que un chocolate? No se preocupen que no están solos, ya que muchos sienten lo mismo: no por nada Chile lidera el consumo de chocolate en América Latina.

Es que, según un estudio internacional, cada chileno come en promedio 1,8 kilos al año, más que países vecinos productores de cacao como Brasil, México y Colombia. Y ojo, que también se supera en ingesta a Argentina y Uruguay, que cuentan con una larga tradición chocolatera.

Por eso, si te derrites por comer chocolate todos los días pero te da miedo por tu salud, ¡sí se puede! Pero hay que tener en cuenta que no es llegar y comprar cualquiera: debe tener un contenido de cacao superior al 65% y no poseer grasas o azúcares añadidos.

Una barra de chocolate saludable debe tener un contenido de cacao superior al 65% y no poseer grasas o azúcares añadidos.

“El chocolate con elevado contenido de cacao puede ser consumido en pequeñas porciones diarias de 0,5 gramos por kilo y es recomendable para aquellas personas que tienen un peso adecuado y salud compatibles”, asegura Stefanie Chalmers, nutricionista y docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

Así, por ejemplo, una persona que pesa 60 kilos puede comer diariamente una barra chica de 30 gramos de chocolate  sin culpa y ayudando a su salud.

Beneficios

La profesional explica que “contiene antioxidantes y ácidos grasos mono insaturados, cuya ingesta es beneficiosa en la prevención de patologías asociadas a procesos inflamatorios y degenerativos, como las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, el cáncer y las alteraciones en los lípidos plasmáticos, entre otras”.

Chalmers también destaca que consumir el chocolate adecuado es perfecto para producir una sensación placentera en el cuerpo humano, beneficiando también la salud mental.

“Posee feniletilamina, una sustancia psicoactiva estimulante asociada a sensaciones de placer y al estado de enamoramiento, por lo que su ingesta mejora el estado anímico e intensifica las emociones positivas”, sostiene.

Comer de a poquito

El chocolate mejora el estado de ánimo e intensifica las emociones positivas.

Por lo general, todos los excesos hacen mal. Y el caso del chocolate no es la excepción, ya que los expertos recomiendan comerlo en pequeñas dosis durante el día y nunca en ayunas, ya que podría provocar malestares gástricos.

Para Chalmers lo mejor es “consumirlo después de los alimentos saludables del día y de una adecuada hidratación, además de aumentar la actividad física para evitar que las calorías adicionales que aporta se acumulen como tejido adiposo”.

En resumen, no se trata de comer cualquier chocolate, ya que algunas variedades poseen altos porcentajes de leche y azúcar y, como tienen poco contenido de cacao, no entregan nutrientes saludables. Sólo aportan calorías, porque tienen grasas saturadas y azúcar refinada, por lo que al comer regularmente se pone en peligro la salud.  

Así que atrévete a comer chocolate… ¡pero del bueno!

LEER ARTÍCULO COMPLETO