A todos en algún momento se nos ha presentado el dilema de ver qué hacer con la comida que sobró de algún almuerzo o cena. En ocasiones, los reutilizamos preparando alguna nueva receta; en otras, se la damos a nuestra mascota o a algún animalito de la calle. Pero a veces estas opciones no son viables y terminamos botando la comida a la basura.

Cada año, 1.300 millones de toneladas de alimentos son desechados, lo que se traduce en 218 mil millones de dólares en comida que no se come. Y lo más alarmante: un tercio de los alimentos del mundo se bota a la basura, incluso antes de llegar al plato. Sólo en Estados Unidos se desecha el 40% de comida que se produce.

Estos son algunos de los datos que muestra por Wasted! The Story of Food Waste, un documental que fue presentado en la versión 2017 del Festival de Cine de Tribeca, lo que da cuenta de la importancia de esta temática.

El afiche oficial de Wasted! Qué mal se ve esa comida desperdiciada… hagámonos cargo.

El registro audiovisual intenta dar a conocer -y diferenciar- qué es la comida y qué es basura, con el propósito de cambiar la forma en que la gente compra, cocina y consume sus alimentos.

Uno de los puntos interesantes es que tres reconocidos chefs se enfrentan al desperdicio de comida, sacando provecho de lo que muchos consideraríamos desechos, transformándolos en deliciosos platos. Es decir, además de los datos relevantes, también nos entrega ideas de preparaciones que podríamos aplicar en el día a día para evitar el desperdicio de comida.

¿Qué se obtiene de esto? ¡Muy buenos resultados! Ya que al darle un mejor uso a los alimentos podrán comer más personas y así se crea un mejor sistema de comida sustentable.

Cifras alarmantes

Según datos recientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), se estima que 795 millones de personas sufrían de desnutrición crónica en 2014. Más de 90 millones de niños menores de cinco años tienen un peso peligrosamente bajo, y una de cada cuatro personas pasa hambre en África.

Se cree que esta situación se relaciona estrechamente con la degradación ambiental, la sequía y la pérdida de biodiversidadEn este sentido, el documental muestra que la industria de la comida es la mayor causante de la deforestación a nivel mundial, debido a la cantidad de hectáreas que se necesitan para la plantación de alimentos.

Además, esta industria es la que más agua gasta en sus procedimientos y también la principal causante de la pérdida de biodiversidad marina. Entonces, con mayor razón: ¡no podemos desperdiciar la comida!

¿Qué hacer?

Si quieres empezar a contribuir de alguna manera a que menos alimentos terminen en la basura, puedes comenzar a poner en práctica sencillas acciones que evitarán el desperdicio de alimentos, e incluso te podrían ayudar a ahorrar dinero.

Mientras esperamos que Wasted! esté disponible en los servicios de streaming (como Netflix o Fox Premium, por ejemplo), te dejamos el tráiler oficial, para que puedas ver un adelanto… y lo pienses mucho mejor antes de botar comida a la basura.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorLo más grande que ha dado Chile: la marraqueta
Siguiente publicaciónPasa ligera… la bendita primavera