bici panoramica
En Biwil amamos las bicicletas de todo tipo… pero no podemos negar que las eléctricas nos producen cosas.

Muchos dicen que no conviene hablar de política, de fútbol o de religión con los amigos, porque, tarde o temprano, se desatan las pasiones y uno termina peleándose por un rato con los seres queridos. Me voy a permitir sumar a esta lista otro asunto que en los últimos días ha generado polémica entre mi círculo más cercano: las bicicletas eléctricas.

Quienes hemos tenido la suerte de investigar más sobre el tema y de haber podido andar en una, las defendemos. Sin embargo, hay algunos que, definitivamente, no sienten ningún cariño por ellas: las critican, las denostan y -en más de una ocasión- hasta las degradan de categoría, insinuando que ni siquiera son bicicletas… porque tienen motor. 🤔

A todos ellos les quiero decir una cosa: están equivocados, queridos amigos. Las bicicletas eléctricas son una verdadera maravilla, y tienen muchos más beneficios que desventajas. ¡Y lo voy a probar, refiriéndome uno a uno a sus argumentos! #ConTodoCariño y #ConTodoRespeto, como siempre.

Es un medio de transporte

bici aldunate
Ésta es una de las dos bicicletas que construyó Raúl Aldunate. En Biwil pronto te contaremos más sobre él y su visión del mundo.

Antes de analizar uno por uno lo que siempre dice este particular grupo de anti-bicicletistas, es necesario hacer una importante aclaración: aunque perfectamente se puede subir un cerro o hacer una carrera con los amigos ¡las bicis eléctricas tienen que ser vistas como un medio de transporte! Quienes quieren hacer deporte tienen otras opciones: subir un cerro, jugar a la pelota, correr en el parque.

Esto no lo digo yo solamente. Son las palabras casi textuales de Raúl Aldunate, un experto en movilidad eléctrica; un ingeniero civil mecánico que ha dedicado gran parte de su trayectoria profesional a investigar sobre este tipo de transporte y a confeccionar bicicletas eléctricas para moverse por Santiago.

“El sistema está pensado para moverse en auto por la ciudad, pero eso tiene muchas externalidades o desventajas: no sólo para el propio usuario, sino que también para la ciudad. Por eso, hay que cambiar el switch y pensar en estas bicicletas como un esquema alternativo de transporte”, enfatiza.

Derribando mitos

Las bicicletas eléctricas, al igual que las otras, son amigables con el medioambiente porque su uso no produce emanación de Gases de Efecto Invernadero. Además, pueden circular por las ciclovías (o sea, te ahorras los tacos) y puedes estacionarte en los lugares habilitados (incluso algunas son plegables).

Aparte de todo eso…

✅ Las bicicletas eléctricas no son para flojos

Puede que sea necesario repetirlo: no pensemos que las bicicletas eléctricas son para hacer deporte o ejercicio, sino que son el medio perfecto para movilizarse dentro de la ciudad de manera más cómoda y rápida que si lo hicieras en el transporte público o, peor aún, en un auto particular.

bici detalle
Tienen un motor que funciona gracias a una batería eléctrica, pero igual tienes que pedalear. O sea, ¡es una bicicleta!

Cómoda, porque permite que el ciclista, al hacer menos esfuerzo, no termine tan acalorado ni transpirado, sobre todo en los días calurosos. Rápida, porque casi todas cuentan con un sistema que asiste al pedaleo y le otorga mayor velocidad.

Algunas traen un acelerador incorporado, que sirve para dar potencia a la bicicleta y hacerla andar, incluso sin pedalear. En todo caso, esta alternativa no es la más práctica en los tramos rectos y planos, porque le da mucha velocidad y resta energía de la batería

Y aquí aprovecho de desmitificar otra idea que he escuchado: el hecho de que tengan una batería ¡no significa que uno no pueda pedalear! De hecho, si te llegaras a quedar sin carga eléctrica… puedes seguir tu camino como si fuera una bicicleta normal.

✅ Las bicicletas eléctricas no son más caras que otras

¿Para qué comparar su precio con el de un auto, si ya sabemos los resultados? Ni siquiera se puede comparar con el de una moto, porque es obvio que las bicis eléctricas son más baratas. Pero ¿qué pasa si pensamos en otras bicicletas?

Tengo que reconocer que existen algunas eléctricas que superan el millón de pesos (o incluso llegan a dos millones o un poquito más). Sin embargo, hay otras que no son eléctricas que son mucho, pero mucho más caras. Para comprobarlo, hice un par de clics e incluso encontré una que vale ¡7.999.900! Casi-ocho-millones-de-pesos.

También hice el ejercicio de buscar dónde comprar bicicletas eléctricas, y me encontré con la grata sorpresa de que hay varios modelos que no superan los $500 mil, y que son igualmente lindos y de buena calidad. Encontré la más barata a $489 mil, en el sitio web de La Ciclovía… pero no dudo que puedan haber otras incluso más económicas.

✅ Las bicicletas eléctricas tienen bastante autonomía

bici detalle manubrio
Una bicicleta tiene la autonomía suficiente como para que te muevas dentro de la ciudad… pero nada impide que, de vez en cuando, hagas un paseo hasta el campo o la playa.

Al igual que muchas cosas en la vida, la autonomía de una bicicleta depende de muchos factores: del modelo, del uso, de qué tan rápido pedalea su usuario, etcétera. Sin embargo, podemos sacar un promedio, de acuerdo con lo informado por sus fabricantes: 35 kilómetros con una carga completa de la batería.

Parece un número bajo, pero piensa en lo siguiente: por ejemplo, si vivieras en los alrededores de la Plaza de Puente Alto y tu trabajo quedara cerca de la Plaza de Armas (Santiago), podrías viajar perfectamente en tu bicicleta eléctrica cargada durante la noche, porque la distancia entre esos dos puntos es de 28 kilómetros, aproximadamente.

En tu lugar de trabajo la podrías dejar cargando en cualquier enchufe, durante 4 ó 5 horas, y así te aseguras de que a la vuelta tengas mucha más autonomía de la que necesitas para llegar a tu casa.

Es cierto que en una bici convencional también podrías hacer este recorrido -en más tiempo y con un poco más de esfuerzo, claro-, pero de seguro llegaría muy transpirado (el ejercicio y el calor no son buenos amigos). Y si a eso le sumamos que muchas oficinas no cuentan con duchas… imagínate.

✅ Las bicicletas eléctricas no gastan mucho al ser cargadas

En promedio, el motor de una bicicleta eléctrica necesita de una potencia de 250 watts para funcionar. Teniendo ese dato, y considerando el ejemplo descrito en el punto anterior, tenemos que el costo mensual, por concepto de electricidad, que pagarías todos los meses sería:

  • Potencia: 0,25 kW (250 watts/1.000).
  • Horas diarias de carga: 5 (consumo de 100% de batería)
  • Horas mensuales de carga: 100 (5 diarias x 20 días hábiles).
  • Consumo mensual: 25 kWh (0,25 kW x 100 horas)
  • Total mensual a pagar: $2.809 (25 kWh x 112, 36)

¿Cuánto gastas en pasajes de micro o Metro? ¿Cuánto gastas en bencina? No más preguntas, Señoría. 😘

LEER ARTÍCULO COMPLETO