Es una de las infusiones más populares y antiguas del mundo. De hecho, la mitad de la población mundial toma té en sus diversas formas y variedades. Y los chilenos somos de los más entusiastas en su consumo, ya que, de acuerdo con un estudio internacional, terminamos 2016 en el tope del ranking latinoamericano.

Para hacerse una idea, esto equivale a un promedio de 409,7 tazas por persona. Es decir, 7.429,4 millones de tazas de té tomadas por los chilenos en 2016, duplicando el consumo de Argentina (3.692 millones de tazas), de Brasil y de Perú, con 2.114,9 millones y 1.130,3 millones de tazas, respectivamente.

te cuatro
Una tacita de té no sólo es rica, sino que también puede ayudar a tu organismo.

¿Nos hemos vuelto adictos al té? Sea como sea, lo bueno de ser líderes en este tema, es que esta infusión no sólo conquista por su sabor y aroma. Tomarla también tiene múltiples beneficios para el organismo, porque reduce el estrés y baja los niveles de hipertensión, entre otros.

“Todos los tipos de té son antioxidantes por su alto contenido en polifenoles, catequinas e isoflavonas. Y al ser antioxidantes previenen enfermedades como hipercolesterolemia e hipertensión arterial, evitan accidentes cardiovasculares y disminuyen la probabilidad de desarrollar Alzheimer”, explica Silvana Saavedra, coordinadora de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico.

Tipos de té y sus beneficios

En nuestro país predomina el consumo del té negro Ceylán. En Biwil nos gusta esta tendencia, porque esta especie es una de las que tiene más beneficios y pueden ayudarte a mejorar tu calidad de vida, porque disminuye el riesgo de padecer Alzheimer. Según Saavedra, esto se produce porque tiene un efecto tonificador del sistema nervioso por su contenido de metilxantina, un estimulante natural.

También relaja la musculatura bronquial, así que es muy útil si por el frío nos da una enfermedad respiratoria. ¿Qué mejor que este dato para enfrentar un invierno con días muy fríos?

Claro que el té negro no es el único que elegimos, ya que mientras más consumimos más vamos ampliando los gustos a otras variedades, como el té verde. Por eso actualmente en el mercado nacional se vende también el rojo y blanco, y una gran gama de mezclas, preparaciones y aromatizados.

te tres
En Chile, en 2016 tomamos un promedio de 409,7 tazas por persona. Entre ellos, uno de los más consumidos es el té negro, que reduce el riesgo de sufrir Alzheimer.

Té de colores

La nutricionista detalla que las hojas del té verde “tienen el mínimo de oxidación, por lo que son un excelente aporte de antioxidantes, principalmente catequinas que ayudan a disminuir los riesgos de cáncer, de enfermedades cardiovasculares y aumentan la regulación del calor en el organismo”.

El té blanco, en tanto, previene el envejecimiento celular del organismo gracias a que la cantidad y poder de sus antioxidantes es superior a la de otras infusiones, ya que esta variedad se hace con los brotes de las plantas de té.

Ojo si hay que hacer dieta, ya que el té rojo ayuda a quemar grasas y posee un gran poder diurético. “Las hojas se maduran por largo tiempo en bodegas especializadas lo que le confiere su oscuro color y fuerte aroma”, explica.

Por último, el té azul u oolong previene enfermedades cardiovasculares y reduce el colesterol, ya que esta infusión con suave sabor a frutas secas, también es rica en antioxidantes.

Ahora que sabes que el té no solamente es rico y ayuda para combatir el frío, sino que además tiene múltiples beneficios que pueden ayudar a mejorar tu calidad de vida… ¿qué esperas para correr a hacerte un té? ¡Hay muchas opciones para elegir!

LEER ARTÍCULO COMPLETO