Hace unos meses celebramos una noticia que sacó aplausos en las oficinas de Biwil: el Gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet envió un proyecto de ley al Parlamento que prohibía la entrega de bolsas plásticas en el comercio de las comunas costeras del país.

Hoy, con el mismo entusiasmo, les contamos que la noticia es aún mejor: las autoridades actuales del Ministerio del Medioambiente harán una mejora al proyecto que mencionamos anteriormente. ¿Puede ser mejor? ¡Así es!

Decimos que es mejor, porque la indicación sustitutiva (en términos jurídicos) que se le hará al proyecto original de prohibir las bolsas plásticas en 102 comunas, se hará extensiva a todas las comunas del país. Es decir, estas bolsas serán suprimidas de norte a sur, de mar a cordillera. ¡Clap, clap, clap! 👏

Chile no se puede seguir demorando en desarrollar una legislación que prohíba la entrega de bolsas plásticas. Tenemos que hacernos cargo del daño medioambiental del país y no sólo en las comunas costeras”, afirmó la ministra del Medioambiente, Marcela Cubillos.

Entrada en vigencia

En Biwil usamos bolsas reutilizables. Las hay en diversos colores y tamaños… porque se puede descontaminar con estilo.

Durante mayo de 2018 el Gobierno enviará al parlamento la indicación sustitutiva y, luego, pasará por el trámite legislativo en ambas cámaras para su discusión y eventuales ajustes.

Se estima que su aplicación comenzará a regir luego de un año de su publicación en el Diario Oficial y regulará a las grandes empresas. En el caso de las micro, pequeñas y medianas empresas, la medida comenzará a regir luego de dos años a contar de su publicación.

La idea es propiciar que tanto los comercios como la ciudadanía estén informados para cuando la norma se haga efectiva.

¿Bolsas biodegradables?

En el pasado se han presentado proyectos similares que, en esencia, prohíben el uso de bolsas plásticas no biodegradables. Sin embargo, en esta oportunidad, la ministra del medioambiente hace un matiz al respecto.

Según ella, los estudios que han realizado coinciden con los del Instituto Nacional de Normalización en cuanto a que no existe una norma técnica que permita certificar la biodegradabilidad en condiciones naturales de bolsas fabricadas en base a polímeros no renovables.

La ministra Cubillos agrega que “cuando (las bolsas) se van al vertedero o relleno sanitario no se degradan. Por esta razón la prohibición a la que apunta el Ejecutivo no hará referencia a la condición de biodegradabilidad”.

Cuando hay voluntad, se pueden lograr buenos acuerdos. En este caso, esperamos que exista la instancia en que todos los actores involucrados expongan sus puntos, para dar paso a una normativa que vele por el medioambiente y por quienes habitamos este planeta.

¡Esperamos que al 2019 podamos decirle adiós para siempre a las bolsas plásticas! En lo inmediato, debemos ser muy conscientes del daño que producen y, por lo tanto, debemos disminuir su consumo lo que más se pueda.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anterior¡Más mujeres en ciencia, tecnología e información!
Siguiente publicaciónNissan se puso eléctrico