entrada-a-yerba-loca
La entrada al parque está en la curva 15, del camino a Farellones. ¡Y ni siquiera se necesita todo-terreno!

El que dice que Santiago es feo, aburrido o que no tiene nada interesante para hacer un fin de semana, más allá de ir a un mall, no conoce realmente la ciudad y sus alrededores. Para demostrarlo, me adentré en uno de los valles que ofrece la Cordillera de Los Andes en la Región Metropolitana, y subí hasta el Parque Yerba Loca.

Para llegar y pasarlo bien sólo hacen falta tres requisitos: 1. Un medio de transporte capaz de subir las 15 curvas del Camino a Farellones (un auto o, incluso, una bicicleta). 2. Comida rica y agua, y 3. Ganas de pasar un día de desconexión casi total, en un entorno natural a más de 1.500 metros de altura.

Si te interesan las aventuras en un escenario salvaje, éste puede ser un excelente destino de fin de semana. Invita a tus familiares o amigos, prepara tu mochila… y -tras una hora y media de viaje- deja atrás el ruido, el esmog y el estrés del centro capitalino. ¿Cómo puedes hacerlo? ¿Cómo se pasa arriba en la cordillera? Te lo cuento en esta nota.

Los animalitos

El Parque Cordillera Yerba Loca es un santuario de la naturaleza, y el porqué salta a la vista: su impresionante belleza y su rico ecosistema, compuesto de flora y fauna que pocas veces tenemos ocasión de ver. Por ejemplo, el domingo en que yo fui me topé con muchas codornices, dos zorros y cuatro cóndores planeando a pocos metros de mí. Alucinante.

globos-en-el-parque
El constante sonido del estero es un verdadero regalo de la naturaleza.

Quienes andan con más suerte, además pueden divisar muchos otros tipos de aves y de pequeños mamíferos -vizcachas, cururos o ratoncitos cola de pincel, oficialmente conocidos como degús-, que sólo habitan esta zona de Los Andes centrales. Como corresponde, no hay que tocar o alimentar a estos animalitos: sólo hay que apreciarlos en silencio.

La zona concentra el 34% de la flora nativa de toda la Región Metropolitana, pues está repleta de árboles y arbustos made in Chile. Y aunque sólo pude reconocer al ciprés cordillerano, al quillay y al litre, lo cierto es que hay más de 500 especies repartidas en toda la zona que conforma el parque.

¿Qué hacer?

Junto con el reporteo para esta nota Biwil, el objetivo principal de mi visita a Yerba Loca fue hacer un picnic con mis amigos, para celebrar un cumpleaños. Por eso nos ubicamos en uno de los sectores especialmente habilitados para cocinar, comer y acampar.

lugares-para-hacer-picnic
Las mesas son como ésta. No se alcanza a ver, pero tiene una parrilla, y por abajo pasa el estero. ¡Muy lindo!

Son cerca de 50 zonas de picnic muy bien equipadas con una parrilla para hacer fuego de manera responsable y conrtolada, más una cómoda mesa de madera con asientos para unas ocho personas. Claro que si se aprietan o no comen mucho cabe una más por lado. 😁

Para que te organices mejor, considera que en estos quinchos no hay llaves de agua potable ni enchufes (en los baños sí). En todo caso, eso es lo de menos si consideramos que varios de ellos están en las orillas del estero Yerba Loca, que te refrescará y amenizará tu día con el ruido de sus aguas… que nunca paran de correr.

paisaje
Senderos rodeados de árboles, aire puro, animales cruzando los caminos: pura magia.

Y si eres de los que gustan de caminar o hacer trekking, en el parque también podrás recorrer senderos de poca dificultad técnica. De hecho, son ideales para un paseo tranquilo, respirando el aire fresco y deleitándose con las paredes de roca que forman las montañas a cada lado del cajón cordillerano.

¡Ahora! Si eres un experto y, además, tienes los implementos y el tiempo… una buena opción será hacer la ruta que culmina en el Glaciar La Paloma, a casi 4.000 metros de altura. ¡Ojo, porque es un camino de más de 8 horas y casi 20 kilómetros! (Por supuesto, yo no lo hice).

Modelo ecológico

punto-limpio
En la entrada del parque, y también en las zonas de picnic, hay contenedores para botar la basura de forma separada. ¡Así todos podemos colaborar con el reciclaje!

Según la propia administración del parque, existe interés en desarrollar un modelo de conservación y uso del lugar, para disminuir el impacto que las miles de personas que lo visitan generan en un ecosistema de por sí vulnerable.

Es por eso que han planificado varias etapas: una de ellas es un programa de reforestación de especies nativas, cuya meta es llegar a 1.000 nuevos árboles en los próximos años. Ya llevan casi 350, así que van por buen camino…

Mis amigos y yo vimos las zonas donde están reforestando, así como también fuimos testigos de otra medida sencilla pero muy útil: echar pequeños trozos de madera en los diversos senderos, estacionamientos y accesos a las zonas de camping. ¿Para qué? Para evitar la erosión del suelo.

Es tarea de todos dejar limpio el lugar usado para hacer el camping. No obstante, el parque ayuda mucho porque tiene instalados varios contenedores para basura. Y lo mejor de todo es que muchos de ellos son puntos limpios para separar los residuos, en pos del reciclaje. Yo vi varios, e incluso los fotografié para complementar este artículo.

Llegué a las 11 de la mañana y me fui a las seis de la tarde, cuando algunas gotas de lluvia comenzaron a caer. Siete horas de relajo, de buena compañía, de contacto con la naturaleza, de aire puro, de animales tan majestuosos como el cóndor. Y lo mejor, a un poco más de una hora de la ciudad.

📝 TOMA NOTA

Parque Cordillera Yerba Loca

se-puede-acampar

  • Dirección: Camino a Farellones 20.100, Lo Barnechea, Región Metropolitana.
  • Horario de verano (octubre a marzo): de 8:30 a 18:00 hrs. (Salida: 20:00 hrs.).
  • Horario de invierno (abril a septiembre): de 8:30 a 17:00 hrs. (Salida: 18:00 hrs.).
  • Entrada general: $3.000 diarios.
  • Entradas especiales (menores de 12 y mayores de 60 años): $2.000 diarios.
  • Pago: en efectivo o cheque.
  • Mascotas: no están permitidas.
LEER ARTÍCULO COMPLETO