Cuando nos referimos a mejorar nuestra calidad de vida, la idea es partir por casa… literalmente. En particular hablamos de poner atención a uno de los principales aspectos de los cuales deberíamos ocuparnos para vivir mejor y más confortable en nuestros espacios.

Por ejemplo, desde un punto de vista más experto les hemos contado la importancia que tiene la ventilación para regular la temperatura de nuestras casas -para hacer de éste un lugar más confortable- y el importante rol que juegan las ventanas.

Precisamente en ese sentido, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) junto a Fundación Chile, están llevando a cabo una iniciativa que recoge información relacionada con el comportamiento ambiental de las viviendas, con resultados que no dejan de sorprender.

Se trata de la Red Nacional de Monitoreo (ReNaM), cuyo objetivo es recopilar información para generar una base de datos, que serán de conocimiento público. La idea es que el Estado y las empresas interesadas elaboren sus proyectos inmobiliarios mejorando los estándares en la calidad de las viviendas.

Este proyecto consiste en instalar sensores al interior de las viviendas que midan variables de temperatura, humedad, ruido y calidad del aire, con el objetivo de evaluar el desempeño de las construcciones durante su operación”, explican en su sitio web.

Algunos resultados

Uno de los objetivos es expandir la red de monitoreo a más ciudades y comunas del país de aquí al 2020.

El proyecto, que se inició en el 2015 con la implementación de un plan piloto, ya se encuentra operativo y en un proceso constante de expansión por el país. Hoy es posible acceder a datos de algunas comunas de la Región Metropolitana. Hicimos el ejercicio de extraer algunos y nos llevamos más de una sorpresa.

Según esta medición, el interior de una vivienda en Vitacura tiene, en promedio, una temperatura de 19,2ºC. Mientras, una ubicada en La Pintana 13,2ºC. El resultado es evidente: dos comunas de una misma ciudad, separadas por 26 kilómetros de distancia, con 6º de temperatura de diferencia.

Otro de los factores medidos es la humedad al interior de las casas. En este aspecto también se marca una diferencia notoria: una casa en Vitacura tiene 64,% en promedio. Por su parte, una de La Pintana marca un 84,5%.  

Factores a considerar

La pregunta que surge de inmediato es, ¿cuáles son los factores que influyen en la temperatura de una casa o departamento? En muchos casos, responder esta pregunta podría ayudarnos a tener espacios mejores temperados, especialmente cuando están al alcance de la mano. 

Hablamos con nuestro experto en arquitectura sostenible, Andrés Cataldo, quien nos dio algunas claves para tener en consideración, entre las que destaca:

  • Las características de la casa son decisivas; para nuestro experto, el asoleamiento que recibe, sus materiales (aislantes de temperatura) o la hermeticidad de las ventanas son clave para evitar los puentes térmicos, evitando el traspaso de temperaturas interior-exterior.
  • La capacidad económica para costear la calefacción. El arquitecto hace hincapié en la importancia que tiene educar a la población en los sistemas de calefacción más eficientes y los tipos de energía más económicos y amigables con el medioambiente.
  • Las costumbres de los habitantes para ventilar en las horas más cálidas del día ayuda a renovar el aire y permite el ingreso de aire de mayor temperatura a la casa. Cataldo también recuerda la importancia de cerrar las ventanas antes de que la temperatura disminuya, evitando un excesivo enfriamiento de los interiores.

Los anteriores, y otros factores, como el ruido y la cantidad de CO2 al interior de las casas, influyen en la calidad de vida de las personas. Por ejemplo, con altos niveles de humedad, aumentan las probabilidades de generar focos de enfermedades.

Por lo tanto, esperamos que estudios como éstos sean considerados por empresas y el Estado al momento de planificar proyectos inmobiliarios y viviendas sociales. ¡Así tendremos personas viviendo con una mejor calidad de vida, precisamente lo que queremos en Biwil!

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anterior¿Edificios bici-friendly? ¡Mira estos (maravillosos) ejemplos! 😍
Siguiente publicaciónRendimiento y emisiones de CO2 ¡en un sola etiqueta!