Cada año somos testigos de la amplia oferta de festivales de música que se llevan a cabo en Chile. Uno de los más masivos es Lollapalooza, que desde 2011 se viene realizando en el país y con el paso del tiempo ha ido congregando a más y más fanáticos.

El creciente interés del público por asistir a este evento ha ido de la mano con la preocupación de los organizadores por los efectos que tiene el festival en términos ambientales. En otras palabras, existe una preocupación por el impacto que genera en el entorno.

Es por eso que han tomado medidas concretas, como por ejemplo convocar a voluntarios para que ayuden a la recolección y clasificación de los desechos que se generan en el festival.

Este año el objetivo es más ambicioso, y para cumplirlo es necesario que los mismos asistentes al festival se comprometan. ¡Sabemos que así será!

Reforestación

En una alianza entre Lollapalooza y la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), este 2018 la meta es plantar 10.500 árboles nativos en cuatro de las comunas más afectadas por los incendios forestales de 2017: Hualañé, Empedrado, Vichuquén (en la región del Maule), y El Yali (región de Valparaíso).

En total serán 20 hectáreas que la campaña “Respirando Conciencia” pretende reforestar, gracias al aporte de los asistentes al festival. La invitación es que sean ellos quienes aporten con dinero a través del sistema de pago habilitado para esta versión del evento.

El plan trae consigo un programa que no sólo contempla la plantación de las especies nativas, sino también el posterior cuidado de cada uno. En este proceso estarán involucradas las comunidades que se verán beneficiadas con la reforestación, para asegurar el éxito del crecimiento y la ganancia medioambiental de los árboles.

“Si bien la reforestación es una oportunidad para revertir los daños causados por los incendios, también se busca reducir los efectos del cambio climático”, señaló a un medio Juan Ladrón de Guevara, director ejecutivo de la ASCC.

Es de esperar que los asistentes a Lollapalooza 2018 tengan el mismo entusiasmo para repletar el Parque O’Higgins y para aportar con un grano de arena, que permitirá llevar a cabo la reforestación y contribuir con más vegetación y, por lo tanto, aire limpio para todos.

LEER ARTÍCULO COMPLETO