Es uno de los berries con mayor concentración de antioxidantes.

Durante muchos años ha sido utilizado por los mapuches como remedio natural, pero sólo hace poco tiempo alcanzó la categoría de “súper fruta” por las propiedades beneficiosas que tiene para la salud.

El maqui, de tamaño pequeño, intenso color morado, dulce y que crece en forma silvestre en el sur de Chile, es un alimento común para los habitantes de la zona en que se produce, sin embargo, todavía su consumo no se masifica. Por eso, queremos que lo conozcas, ya que además de rico, tiene muchos beneficios para nuestro organismo.

Los especialistas sostienen que esta fruta es una de las que posee mayor concentración de delphinidina, por eso es un excelente antioxidante… lo más parecido a la fuente de la enterna juventud 😉. También se ha estudiado y demostrado su utilidad en la prevención de enfermedades cardíacas y envejecimiento.

Consumirlo periódicamente es beneficioso, ya que puede actuar como antiinflamatorio y analgésico natural, y además contiene mucha fibra. Y quienes lo cultivan aseguran que sus hojas pueden tratar quemaduras y heridas. 

Ayuda para diabéticos

Otro dato importante -y desconocido para muchos- sobre el maqui es que estudios y especialistas avalan que baja los niveles de azúcar en la sangre, una propiedad que hace que forme parte de tratamientos complementarios para algunas enfermedades.

“En diabéticos tiene un efecto directo sobre la actividad del trasportador de glucosa en el intestino y también reduce la actividad de dos enzimas que son claves en la degradación de los carbohidratos”, explica el doctor Enrique Bertossi, del centro Med Vida.

Para el especialista, el maqui “hace más lenta la absorción de la glucosa y de los carbohidratos simples en el organismo. El efecto es comparable al de algunos fármacos utilizados para estos fines, sin consecuencias secundarias. Por eso es gran ayuda en tratamiento con diabéticos, resistentes a la insulina y en los estados de prediabetes”.

El maqui crece en forma silvestre en el sur de Chile.

Bertossi sostiene que los resultados positivos de su consumo se deben a que el maqui es uno de los berries con mayor concentración de antioxidantes. Por eso dice que “reduce procesos oxidativos como los del colesterol LDL, que produce daño cardiovascular. Incide en arterias más relajadas y flexibles”.

¿Y por qué es un poderoso antioxidante? Pues contiene altas concentraciones de polifenoles, antocianinas y vitamina C, lo que podría ayudar a retardar el envejecimiento prematuro de las células, actuando para proteger a las neuronas de problemas neurodegenerativos. O sea, tiene muy bien ganado el nombre de superalimento.

Gracias a todos estos beneficios ahora forma parte de jugos, batidos, bebidas, productos de belleza y una serie de tratamientos corporales. Además, se está exportando mucho a Estados Unidos, donde se comercializa para hacer suplementos alimenticios.

Si no lo conocías, ¿qué esperas para probar el maqui?

LEER ARTÍCULO COMPLETO