Si hay una fecha donde sube masivamente el consumo de azúcar en gran parte de la población, es Halloween. Es que en esta celebración de la víspera de todos los santos o noche de brujas es imposible no comer dulces.

Por eso, ojo si eres fanático de los perritos o si tienes uno en tu casa, porque por ningún motivo hay que darle golosinas de humano. Ni aunque te miren con ojitos tristes mientras estás comiendo algo rico.

Es que comer chocolates, caramelos o calugas puede ser muy perjudicial para ellos ya que los dulces les pueden provocar gastroenteritis, problemas hemorrágicos o incluso la muerte por intoxicación.

El chocolate es rico, pero puede ser mortal

Si les quieres dar dulces hay golosinas especiales autorizadas por veterinarios.

“El chocolate es tóxico para los perros y los gatos, sobre todo los que son más concentrados, como el amargo. Esto debido a que tiene una alta presencia de teobromina, sustancia que está en el cacao”, explica el veterinario Patricio Moreno, del Laboratorio Drag Pharma.

Como no son capaces de sintetizarlo, el médico veterinario explica que se producen consecuencias negativas, ya que les puede provocar “anemia y problemas hemorrágicos debido a la destrucción de glóbulos rojos”.

Para los humanos, mientras mayor porcentaje de cacao tenga el chocolate, mejor. Incluso sobre 65% se puede comer todos los días. Pero para los perritos y gatos es todo lo contrario: mientras más oscuro, más tóxico. Así que a poner más atención respecto de los lugares donde los dejamos, sabemos que nuestras mascotas son muy curiosas; toman y huelen todo lo que está a su alcance.

El chocolate amargo, por ejemplo, contiene 0,5% de teobromina, por lo que un perro de 10 kilos mostraría signos de intoxicación al ingerir desde 225 gramos. Así que los especialistas estiman que sólo seis gramos por kilo de peso del perro pueden ser mortales.

Si come dulces llama a tu veterinario

También hay que tener en cuenta que los caramelos pueden contener un endulzante artificial llamado xilitol el que, aún en pequeñas cantidades, puede ser peligroso para las mascotas.

Y hay que tener cuidado si se te cae un dulce, porque por exceso de entusiasmo se lo pueden tragar hasta con envoltura, lo que empeoraría sus trastornos estomacales.

Cuando un perrito se intoxica los síntomas que presentan son debilidad, decaimiento extremo, mucosas pálidas y taquicardia, entre otros. En caso de haber consumido una golosina con mayor cantidad de grasa que cacao, sumará una gastroenteritis. Queda claro lo dañino que pueden llegar a ser.

Si tu perrito comió dulces puede presentar debilidad, decaimiento extremo, mucosas pálidas y taquicardia.

Por eso Moreno indica que cuando un perrito come dulces o chocolate hay que contactar a un veterinario. “Si fue una ingestión temprana de menos de dos horas se puede inducir el vómito, porque el manejo en la casa es más delicado”, explica.

Y agrega que lo ideal es llevar al veterinario el envoltorio del chocolate para saber qué cantidad de cacao ingirió y si es chocolate amargo o de leche, que tiene más grasa. “Hay diferentes tratamientos según el nivel de tóxicos que haya ingerido”, sostiene.

Pero si quieres compartir con tu mascota algo rico para Halloween le puedes dar golosinas y snacks creados especialmente para ellos y que han sido autorizados por veterinarios. Así que no cedas ante la tentación de darle un dulce. ¡Mejor celebrar Halloween sin correr ningún riesgo!

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorLa Moneda solar
Siguiente publicación¡El Costanera Center es verde!