La temperatura corporal promedio de los perros es más alta que la de los humanos, 38 C°.

Para muchos, una mascota es un integrante más de la familia, por lo que hay que entregarle cariño y cuidados como a cualquiera. Y en Chile somos fanáticos de los perritos: un 54,8% de los hogares tiene uno, según un estudio realizado en 2014, por lo que es importante tener claro que en invierno las bajas temperaturas los afectan al igual que a las personas.

Y como sabemos que seguramente estás dentro de ese porcentaje, debes saber que es fundamental vacunarlos para que tengan alta su inmunidad. “Al mantener las vacunas al día se evitan enfermedades como el distemper, también conocido como moquillo”, explica el médico veterinario Patricio Moreno, del Laboratorio Drag Pharma.

Durante el invierno es bueno fortalecer su sistema inmunológico, para que sean resistentes a los diversos virus que pueden atacarlos. Por eso se recomiendan suplementos naturales que aumenten las defensas frente a infecciones.

“Al mantener las vacunas al día se evitan enfermedades como el distemper, también conocido como moquillo”, explica el médico veterinario Patricio Moreno, del Laboratorio Drag Pharma.

Estos mejoran la respuesta frente a antibióticos y vacunaciones, y evitan que se contagien de enfermedades respiratorias como bronconeumonía, traqueo bronquitis y algunas más complejas como la neumonía.

Para los expertos también hay que preocuparse de desparasitar a los perros, ya que estos organismos además de provocar problemas de salud en los animales, pueden ingresar al cuerpo humano.

“Lo ideal es que los perros adultos puedan desparasitarse por lo menos cuatro veces al año, mientras que los cachorros una vez al mes”, sostiene el veterinario.

En Chile somos fans de los perritos: 54,8% de los hogares tiene uno.

No lo abrigues como a un niño, ¡no le gusta! 

Su temperatura corporal promedio es de 38ºC, es decir, más alta que la de los humanos, 38 C°, no obstante, en los días de lluvia los expertos recomiendan vestirlos sólo con capas o chalecos, especialmente en el caso de animales de pelos cortos.

Sin embargo, tampoco es la idea abrigarlos como a los niños hasta el punto de desesperarlos, porque a los perros no le gusta mucho que los tapen. Además, es muy importante que su cama o lugar de descanso se mantenga siempre seco.

Por eso, si la mascota vive dentro de la casa y sale poco, un día de lluvia no es el mejor escenario para sacarlo a pasear, ya que se puede enfermar por los cambios de temperatura. Solo se recomienda si está acostumbrado a esa rutina.

“Cuando hace mucho frío hay patógenos que se aprovechan, y en el caso de los perritos mayores de siete años deben recibir un golpe vitamínico ya que su sistema inmune no es el mismo de cuando eran más jóvenes. Esto los mantendrá sanos”, concluye el veterinario.

Y si no tienen un lugar fijo para hacer sus necesidades, el veterinario sugiere usar un repelente o una solución amarga que se aplica en muebles, cortinas y ropa y que ayuda a alejarlos del lugar donde duermen para evitar la humedad y un mal aseo.

Respecto a la comida, Moreno señala que es esencial darles un alimento de buena calidad porque ellos necesitan energía para general calor. Además, ayudará al perro a tener músculos y huesos fuertes y un pelaje sano y brillante.

Así podrás disfrutar de todos los beneficios de tener un perrito acompañándote, manteniendo a tu amigo peludo saludable durante todo el año, especialmente en época invernal.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorEl río Mapocho no debe ser el patio trasero de Santiago
Siguiente publicaciónEl lado positivo de una crisis