El vino posee numerosas propiedades que son beneficiosas para nuestro organismo.

Es poco frecuente encontrarnos con alimentos o bebidas que sean deliciosas al paladar, y además saludables. El vino posee ambas características. Además de ser la fuente de una de las actividades comerciales y económicas más importantes de Chile, es una de las bebidas alcohólicas en el país: solo el año pasado se consumieron más de 257 millones de litros.

En este mes en que aumenta su ingesta al celebrarse Fiestas Patrias, el nutricionista Juan José Rojas, profesor de nutrición y dietética de la Universidad del Pacífico, explica algunos de sus beneficios.

“La evidencia científica muestra que contiene una gran cantidad de polifenoles como el resveratrol, sustancias antioxidantes que protegen la membrana celular de tóxicos que aumentan el riesgo de que se dañe y que envejezca prematuramente”, sostiene. Es decir, mantiene jóvenes a nuestras células… ¡es perfecto!

Y agrega que su consumo también “evita el endurecimiento de las arterias y mejora el riego sanguíneo, y disminuye en la sangre el conocido y temido colesterol malo o LDL, bajando con esto el riesgo cardiovascular”.

“La evidencia científica muestra que contiene una gran cantidad de polifenoles como el resveratrol, sustancias antioxidantes que protegen la membrana celular de tóxicos que aumentan el riesgo de que se dañe y que envejezca prematuramente”, Juan José Rojas, profesor de nutrición y dietética.

Para los adultos mayores el vino también tendría beneficios, ya que Rojas sostiene que al ser antioxidante prevendría de algunas patologías mentales, incluyendo el Alzheimer.

En el caso de las mujeres, “la evidencia apunta a su rol como factor protector, el que evita aparentemente la aparición de algunos tipos de cáncer por el efecto que tiene el resveratrol sobre el daño potencial de los estrógenos”, detalla.

Para los hombres también hay ganancias, ya que Rojas dice que “otra novedosa hipótesis es que este producto actuaría sobre la disminución de trastornos prostáticos tan frecuentes en la población masculina de Chile”.

Además, explica que algunos autores han reportado que el vino tiene propiedades antibacterianas y que su consumo contribuye al relajo físico y mental ya que libera endorfinas cerebrales que promueven la sensación de bienestar. Tanto beneficio de tomar vino merece un salud… o tal vez más de uno 🤔

Lo ideal es que al día no se tome más de un vaso o copa de 120 cc. para las mujeres y dos para los hombres de vino tinto o blanco.

Cuidado con las calorías

Pero ojo, tampoco hay que marearse entre tantas bondades (y copas de más). Porque más allá de todas sus bondades, no es llegar y lanzarse a beber sin moderación, ya que lo ideal es que no sea más de un vaso o copa de 120 cc. al día para las mujeres y dos para los hombres de vino tinto o blanco.

Un vaso de vino blanco aporta 87 calorías y uno de tinto 77, en comparación a uno de pisco sour, por ejemplo, que tiene 195. Uno de cerveza 95 y uno de whisky que aporta 295 calorías”, Juan José Rojas, profesor de nutrición y dietética.

Por otra parte, no hay que descuidar otro aspecto importante en una dieta adecuada: las calorías. Pues el consumo excesivo de bebidas alcohólicas contribuye a ganar peso, pero en este caso, el vino también lleva la delantera, ya que es una de las bebidas que menos engorda.

Juan José Rojas cuenta que “un vaso de vino blanco aporta 87 calorías y uno de tinto 77, en comparación a uno de pisco sour, por ejemplo, que tiene 195. Uno de cerveza 95 y uno de whisky que aporta 295 calorías”.

Pero lo más importante: no por tomar más vino significa que los beneficios van a ser mayores. La idea es tomarlo responsablemente para disfrutar de todo lo que nos aporta y de su delicioso sabor. 🍷

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorLa importancia de tener una ciudad iluminada de forma adecuada
Siguiente publicaciónEn busca del estado pleno de conciencia