Seguro que has escuchado sobre la huella de carbono, pero ¿sabes qué es? Y más importante aún: ¿alguna vez te has preguntado cómo te afecta o cómo contribuyes tú a generarla?

La huella de carbono es un indicador que permite cuantificar el conjunto de emisiones de gases de efecto invernadero que produce alguien o algo. Se mide en dióxido de carbono equivalente (CO2eq), y sirve para calcular el impacto de las actividades diarias sobre el cambio climático.

En el caso de las personas, la huella de carbono se calcula considerando todos sus hábitos: por ejemplo, cuál es su consumo de energía, qué come, qué calefacción usa, cómo se mueve en la ciudad, qué productos prefiere, cómo se viste, cómo vive, etc.

Aunque parezca difícil de creer o no te des cuenta, lo cierto es que -directa o indirectamente- por cada actividad que hagas hay emanación de gases de efecto invernadero. Por eso, es indispensable que conozcas cómo calcular tu emisión de CO2eq y qué puedes hacer para cambiar tus hábitos.

En internet podrás encontrar calculadoras de tu huella de carbono; por ejemplo, puedes acceder a la herramienta del Ministerio del Medioambiente, la que mediante sencillas preguntas sobre tu vida cotidiana te mostrará un resultado y, de ser necesario, te dirá cómo puedes disminuirla.

Cambio de hábitos

Si haces un cálculo te darás cuenta de que, más allá del CO2eq que emitas, siempre podrás tomar acciones para disminuir tu huella de carbono. Por eso es muy útil que sepas exactamente dónde concentras los niveles más altos, de tal modo que puedas ‘atacar el problema’ de manera específica.

Quizás descubras que tienes que cambiar las ampolletas de tu casa, o mantenerlas menos tiempo encendidas. Puede ser que consumas demasiada energía en calefacción; a lo mejor que tu comida preferida es muy procesada (y su proceso productivo fue muy contaminante). Tal vez te des cuenta de que enciendes mal el gas de la cocina… Sorprendente, ¿no?

¡Haz la prueba! Verás que la disminución de la huella de carbono no sólo es un aporte para detener el avance del cambio climático, sino que también puede que sea conveniente para tu bolsillo. Y lo más importante, ¡te sentirás mucho mejor!

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Siguiente publicación¿Cómo disminuir tu huella de carbono?

22 Comentarios

  1. […] Esta forma de aprovechar la energía solar, llamada de Sistemas Solares Térmicos (SST), permite calentar agua para su uso común en casas, edificios y empresas. Adicionalmente, puede ser aprovechada en algunos procesos industriales, haciéndolos menos costosos y con una menor huella de carbono. […]

Comments are closed.