En los 80 fueron un panorama imperdible en Santiago. En aquella época el teleférico del Parque Metropolitano debutaba como un innovador recorrido urbano que los usuarios podían hacer través de los míticos huevitos.

Eran 96 cabinas que estuvieron funcionando hasta 2009. Luego, el servicio estuvo detenido durante siete años… hasta que en 2016 el paseo en teleférico fue reinagurado, dando paso a una nueva etapa, con huevitos 2.0.

En Biwil creemos que puede ser un muy buen panorama de verano (y en cualquier época del año), y a continuación te contamos por qué.

Características

Foto: http://telefericomet.cl

El trabajo para revivir el Teleférico contempló el reemplazo del tendido por donde circulan las cabinas, la actualización del sistema motriz y aparatos de control. Y, como es posible apreciar a simple vista, la adquisición de nuevos huevitos, de última generación.

Éstos pueden transportar hasta 6 personas (los antiguos, a 4) y están adaptados para que puedan ser abordados por personas con movilidad reducida, de la tercera edad e incluso coches de guagua. En total, son 46 cabinas y cada una cuenta con un panel solar en la parte superior.

El recorrido cuenta con tres estaciones: Oasis, Tupahue, Cumbre, y el usuario tiene la opción de descender en cualquiera de ellas. En ese sentido, cabe destacar que el boleto tiene un valor diferenciado por cada tramo, cuyo precio puede llegar hasta los $3.010 (recorrido completo).

Además, el servicio tiene contemplado 8 estructuras que pueden transportar hasta cuatro bicicletas cada una. Ya que el Cerro San Cristóbal es un lugar ideal para recorrer pedaleando, el teleférico puede ayudar a quienes no pueden (o les cuesta mucho) ir cuesta arriba en el Parque.

Mi experiencia

Desde su reinauguración, el teleférico lleva algo más de un año en funcionamiento, y mi curiosidad por conocerlo me hizo ir hasta el Parque Metropolitano (por la entrada de Pedro de Valdivia Norte), para vivir la experiencia de recorrerlo a bordo de una de estas modernas cabinas.

Esta foto la tomé yo, y se aprecia la perspectiva que nos entrega el recorrido en teleférico.

Quedé gratamente sorprendido, en primer lugar, por el interés de la gente. Había una fila con una gran cantidad de personas (tranquilos, porque avanza rápido). Decidí hacer el recorrido completo y son casi 2 kilómetros en los que se puede apreciar la ciudad desde las alturas.

El paisaje es maravilloso. Tuve la suerte de ir un día despejado así que pude disfrutar de un panorama muy nítido de la ciudad. Además, es posible contemplar Santiago prácticamente en 360º y ver cómo ha crecido hacia todos los rincones.

Una vista privilegiada de Providencia y Santiago.

Un paseo más que recomendado, para ir una o incluso más veces, porque no sólo se disfruta de la experiencia de ir a bordo del teleférico, sino también es posible llegar a la cumbre (o a cualquiera de las demás estaciones) y dar un paseo por el Parque Metropolitano y descubrir todos los rincones que ofrece este lugar lleno de vegetación y vida.

  • Horario: de martes a domingo, de 10:00 a 20:00 horas.
  • Precios: desde $1.310 hasta $3.010.
LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorMúsica clásica gratis en las iglesias de Santiago
Siguiente publicación¡Amamos el nuevo Paseo Bandera!