Coni y César cumplirán dos meses desde que comenzaron su aventura, y las cuentas son más que alegres: han hecho nuevos amigos, han sumado aventuras y experiencias inolvidables… ¡y han pedaleado casi 2.250 kilómetros! (Casi la distancia entre Arica y Concepción).

Hoy están en un pueblo llamado Haines Junction, en Canadá, hasta donde llegaron por la Alaska Higway. En el camino se encontraron con osos negros y grizzlies, pero fueron protegidos por automovilistas que formaron una barrera para mantener alejados a los osos.

Durante estos últimos kilómetros, acampar en lugares silvestres se ha hecho más habitual y recurrir a los gélidos ríos y lagos para el aseo personal se ha vuelto frecuente.

Cuando están muy cansados siempre aparece una ayuda. Nos cuentan que un día se refugiaron en la entrada de una tienda para comer y pensar dónde acampar; de pronto, un policía se les acercó y les dijo que a dos kilómetros había un camping, para que pasaran la noche. ¡Nos alegramos mucho!

Esperamos que sigan acumulando más aventuras y experiencias que los llenen de felicidad y de un estado físico envidiable 😅. Por ahora, nos quedamos con esta reflexión de Coni: “Nos hemos sentido muy afortunados de ser jóvenes, tener la energía y el valor para poder lograr lo que muchas personas sueñan o ven como algo lejano e imposible”.

LEER ARTÍCULO COMPLETO