Tenemos varias razones para preferir productos hechos en casa y volver a lo natural, y con los productos para el pelo pasa lo mismo. Como te hemos contado, no da lo mismo el champú que uses, porque los que tienen muchos químicos pueden dañar tu pelo y tu piel… y el medioambiente.

Algunos compuestos como las siliconas y los parabenos no son buenos para el pelo… y además ¡contaminan mucho! Por eso queremos contarte cómo hacer un champú artesanal, más sano y amigable con el entorno.

Primera parte: el jabón

Uno de los ingredientes-base es el jabón neutro. Hay distintas recetas para prepararlo en casa, pero para una mejor elaboración de tu champú natural, es preferible usar el denominado “jabón de Castilla”, para lo cual necesitarás:

  • 350 gramos de aceite de oliva extra virgen.
  • 110 gramos de agua filtrada bien fría.
  • 44 gramos de soda cáustica.

Preparación (del jabón de Castilla):

1️⃣ Primero es necesario tomar todas las medidas de seguridad: guantes de goma, anteojos protectores, una mascarilla, utensilios de vidrio, madera o acero inoxidable y trabajar en un lugar con buena ventilación.

2️⃣ Luego, pon el agua en un recipiente de vidrio o madera y vierte suavemente la soda cáustica. Para manejarla debes evitar el contacto directo con la piel, y los vapores tóxicos que desprende en contacto con el agua pueden irritar los ojos.

3️⃣ Con mucho cuidado, revuelve con una cuchara de madera hasta disolver la soda cáustica. Deja reposar hasta que alcance una temperatura de unos 40 grados. Vierte el aceite de oliva en una olla de acero hasta alcanzar la misma temperatura, retira del fuego y agrega la mezcla de agua y soda cáustica.

4️⃣ Continúa revolviendo de forma constante durante unos 5 minutos, y luego utiliza una batidora o minipimer hasta obtener una consistencia parecida a la crema. Finalmente, vierte la mezcla en un molde de silicona, tápalo con un paño y lo dejas reposar durante dos días, aproximadamente.

⚠️ Recuerda: debes evitar el contacto directo con la piel y con los ojos en todo momento. Por eso, ¡nunca dejes de lado los elementos de seguridad! (Y si no los tienes, mejor no lo hagas… pues te expones innecesariamente a una irritación reacción alérgica, por ejemplo).

Segunda parte: el champú

Cuando ya tienes el jabón de Castilla, necesitarás los ingredientes para hacer un champú casero de ortiga y romero (para el cabello graso y para la caspa):

  • Dos puñados de jabón de Castilla rallado.
  • Agua.
  • Un puñado de ortiga.
  • Dos cucharadas de romero.

Preparación:

1️⃣ En una olla, hierve a fuego lento el jabón rallado y una taza y media de agua, durante 10 minutos. Mientras tanto, pon en un pocillo las hierbas picadas y vierte una taza de agua hirviendo.

⚠️ Recuerda: debes ser muy cuidadoso al verter el agua hirviendo, para que no te expongas a quemaduras. Usa guantes, utensilios resistentes al calor y ropa adecuada.

2️⃣ Deja reposar durante media hora.

3️⃣ Cuela y junta ambas mezclas, y guárdalo en un recipiente limpio.

Hacer champú artesanal requiere un poco de tiempo, trabajo y mucho cuidado, pero valdrá la pena el esfuerzo cuando veas los resultados, sabiendo además que estás contribuyendo a un mundo más limpio gracias a tu propio producto orgánico.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anterior[Reporte #3] Los úuuultimos kilómetros de Coni y César en Alaska
Siguiente publicaciónMenos preocupación, más acción