La Región Metropolitana está llena de bosques, quebradas y senderos que se forman gracias a que la Cordillera de Los Andes está a tan sólo unos kilómetros de la ciudad. Pero ¿cuántos de estos hermosos lugares naturales conocemos? Probablemente, muy pocos.

Pero no te preocupes, porque para eso estamos nosotros: para mostrarte panoramas entretenidos y económicos… pero, sobre todo, para que disfrutes al aire libre y te llenes de energía al estar en contacto con nuestra flora y fauna nativa.

Por ejemplo, ya te hemos contado de nuestras incursiones en Bosque Santiago, el Parque Aguas de Ramón, el Parque Nacional Palmas de Ocoa y el Parque Yerba Loca (que tiene un circuito de trekking al Refugio Alemán).

Hoy es el turno de otro imperdible: la Reserva Nacional Río Clarillo. Ubicada en la comuna de Pirque, a 50 minutos del centro de Santiago, es uno de los mejores lugares para respirar aire limpio, hacer un picnic o conocer mamíferos y aves de Chile.

Una vista desde lo alto de la reserva: cordillera, vegetación. Abajo el río y, al fondo, la imponente Cordillera de Los Andes.

¿Cómo llegar?

Si vas en locomoción pública, debes hacer lo siguiente: desde la plaza de Puente Alto, se puede tomar la micro 978 (Puente Alto – Pirque – Río Clarillo), que demora unos 40 minutos en recorrer los 17 kilómetros hasta llegar al control de acceso de la reserva. De ahí deberás caminar hasta los sectores de picnic y senderos.

En auto particular es un poco más sencillo, porque debes llegar a Pirque y de ahí avanzar hasta el sector El Principal. No te vas a perder, porque está bien señalizado. La ventaja de esta opción es que puedes ingresar movilizado directamente hasta los estacionamientos, que están al lado de las zonas de descanso.

Una vez dentro, vivirás un mundo sin contaminación, sin bocinas y rodeado de bosque esclerófilo (típico de la zona cordillerana central). Y sI estás lo suficientemente cerca, sólo te acompañará el sonido de las aguas del Río Clarillo corriendo raudo hacia el mar. Pura paz.

La vegetación está en todos lados: desde el río hasta las laderas de los cerros.

Poder bajar al río -y cruzarlo, cuando no está muy torrentoso ni muy frío- es una gran suerte, porque el paisaje en la orilla es muy lindo: enormes piedras de canto rodado, blancas y pulidas por los años de erosión; exuberante vegetación a cada lado; y, por supuesto, agua. ¡Mucha agua cristalina corriendo!

Senderos y picnic

En la Reserva Río Clarillo no se puede acampar, pero es ideal para pasar una tarde de fin de semana con la familia o los amigos. Si quieres hacer un picnic, puedes aprovechar los tres sectores habilitados con unas 100 mesas, bancas, basureros, baños y lavadero:

  • Sector El maitén (70 sitios).
  • Sector La tinaja (13 sitios).
  • Sector Rodeo de las yeguas (18 sitios).
Las zonas de picnic están muy cercas al río. Si buscas con paciencia y sensibilidad, encontrarás el lugar perfecto.

Para estirar las piernas después de comer, una buena idea es ponerse en contacto con la naturaleza. Si andas de suerte, podrás ver degúes, cururos, zorritos, iguanas, colibríes, cachuditos, come-tocinos e incluso cóndores en alguno de estos tres senderos:

✅ Sendero Quebrada Jorquera: con 1,2 kilómetros de extensión, toma unos 50 minutos. Es un camino con leve pendiente, que se interna en el bosque a través de senderos y puentes de madera. Uno de sus atractivos principales es un mirador desde el cual se ve la cordillera y parte de la reserva.

El mirador, desde donde se aprecia una fabulosa vista panorámica de la reserva.

✅ Sendero Aliven Mahuida: es más exigente, porque es sinuoso y tiene una pendiente mucho más pronunciada. Si quieres recorrerlo, debes considerar un tiempo aproximado de 2 horas de recorrido.

✅ Arboretum: es un sendero que funciona como un muestrario de árboles, arbustos y vegetación nativa de todo el país. Es muy agradable caminarlo, porque no es escarpado, se escucha el sonido del río y, además, cuenta con un Centro de Información Medioambiental que explica las características de esta reserva.

Uno de los puentes del sendero interpretativo Quebrada Jorquera, rodeado de exuberante vegetación nativa.

En resumen, es un lugar ideal para absorber la magia y las energías positivas que siempre nos entrega la naturaleza en su estado más salvaje. Y, como bien sabemos, este contacto es muy importante y necesario para enfrentar la vida de mejor manera. 

📝 Información importante

  • Capacidad máxima: 800 personas por día.
  • Horario de entrada: de 8 a 17 horas (toda época).
  • Horario de salida: 18 horas (abril a noviembre) ó 19 horas (diciembre a marzo).
  • Días no habilitados: cerrado los lunes, desde el 1 de mayo al 31 de agosto.
  • Administración: Corporación Nacional Forestal (Conaf).
  • Accesibilidad universal: sí (a la reserva y las áreas de picnic).
  • Precio para extranjeros: $6.000 (adultos); $3.000 (niños).
  • Precio para chilenos: $4.000 (adultos); $2.000 (niños, y adultos mayores o en situación de discapacidad).

⛔️ ESTÁ PROHIBIDO

  • Acampar.
  • Fumar.
  • Ingresar con mascotas.
  • Alimentar a los animales nativos.
  • Extraer o dañar la vegetación.
  • Recorrer los senderos en bicicleta.
  • Encumbrar volantines.
  • Hacer fuego y calentar alimentos (asados o cocinillas).
LEER ARTÍCULO COMPLETO