Para nadie es un misterio que el agua se está agotando. Cada año llueve menos, lo que repercute directamente en todas nuestras actividades. No exageramos: en todas.

Pero lo bueno es que en Biwil hemos ido descubriendo que ante la adversidad surgen buenas ideas. Por ejemplo, FreshWater, el emprendimiento chileno que convierte el aire en agua potable. Como dijo alguna vez un tenista chileno: “Nada es imposible…”

En esa misma línea, descubrimos otro invento (pero éste es extranjero), que a grandes rasgos funciona de una manera muy similar, con algunos matices que vale la pena conocer. Porque si se trata de democratizar el agua, vale la pena que todos sepamos de qué se trata.

Source

Este invento, al igual que FreshWater, surge para cubrir la necesidad de quienes no cuentan con agua potable, o bien quieren “desconectarse” del sistema. Esto, gracias a que permite generar agua potable de alta calidad en base a la humedad relativa del aire.

Source es el nombre de este dispositivo, que está compuesto de dos “hidropaneles”, que gracias a su tecnología, permiten captar la humedad del ambiente, procesarla, añadirle magnesio, calcio y los elementos necesarios para que pueda ser consumida.

Además, la producción de agua es sustentable por donde se le mire, porque el proceso funciona gracias a la energía solar. Como hemos mencionado, un dispositivo Source cuenta con dos paneles, que captan la humedad de la atmósfera, la procesan y finalmente la depositan en unos estanques. Se podría  generar hasta 10 litros de agua al día en condiciones ambientales óptimas.

“Una única matriz Source compensa el equivalente a la producción de más de 70 mil botellas de plástico durante diez años”, se advierte en su sitio web. Hacen alusión a otra ganancia medioambiental: la reducción en el consumo de plástico durante los años de vida útil que tiene este dispositivo.

Inteligente

Si bien este dispositivo no es tan barato (cuesta 4 mil 500 dólares; es decir, cerca de 3 millones de pesos), podría ser considerado una inversión que se recuperará en el mediano y largo plazo. Ahorro de dinero y plástico, por cierto.

Como todo buen invento actual, está dotado de tecnología que permite recopilar datos de producción de agua y  de las condiciones metereológicas, lo que influye directamente en la generación de agua. Toda esta información puede ser administrada de forma remota a través de un smartphone.

Source está pensado para usuarios comunes y corrientes, como nosotros. Pero también para empresas, edificios públicos o cualquier institución que necesite abastecerse de agua (o sea, todas). Quizás estamos en presencia de un cambio radical en la forma en que tomamos agua… por su generación y distribución… más sustentable y accesible para todos.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorAsí, tal cual: bombillas fabricadas con cuesco de palta
Siguiente publicaciónRecorrerán España en una bicicleta solar eléctrica