¿Quieres pasarlo bien en estas fiestas de fin de año? ¡Nosotros también! Pero junto con los regalos y los buenos momentos con la familia, también nos interesa ser responsables con el lugar donde vivimos. Y no nos referimos a tu casa o a la mía, sino que a algo más grande y frágil: nuestro planeta.

¡Deja de lado la blanca Navidad… y da paso a una Navidad Biwil! Para eso te invitamos a que te tomes unos minutos y sigas estos prácticos consejos. Son pequeñas acciones que no eliminarán el efecto invernadero o el cambio climático de un día para otro, pero que -sumadas- sí son un aporte real y ayudan a combatirlos.

1⃣️ Iluminación eficiente

Ya te hemos contado que la eficiencia energética es fundamental, porque te permite ahorrar dinero en la cuenta de fin de mes y, además, no demanda una sobreproducción de electricidad (sobre todo cuando ésta no es producida con fuentes limpias o renovables).

Por eso, éstos son nuestros primeros consejos:

  • Asegúrate de apagar todas las luces si vas a salir de tu casa.
  • Fíjate de que no haya ampolletas encendidas en las habitaciones que no están siendo ocupadas.
  • No pongas tantas guirnaldas con luces en tu casa. Te aseguramos que se verá igual de bonita si tienes adornos de papel.
  • Usa guirnaldas con LED. Son iguales de bonitas y gastan mucho menos energía.

2⃣️ Un as en la cocina

No hablamos del plato que vas a preparar, sino que de tener buenas prácticas para evitar el sobreconsumo energético, ya sea de electricidad o el gas de la cocina, por ejemplo. Éstos son nuestros principales consejos:

  • Ocupa utensilios de cocina que permitan una cocción más rápida de los alimentos. Por ejemplo, una olla-a-presión podría ahorrar hasta un 50% de la energía requerida para cocinar en una tradicional.
  • Aprovecha el horno para cocinar varios alimentos a la vez, usando sus diferentes niveles: puedes asar papas mientras calientas el pollo, por ejemplo.
  • No abras la puerta del horno a cada rato, porque así pierdes energía en forma de calor. Cada vez que lo haces pierdes un 20% de calor acumulado.
  • No uses el refrigerador para guardar platos calientes, porque lo obligas a que gaste más energía tratando de enfriarlos.

3⃣️ No mates arbolitos

Tranquilo. Sabemos que no saldrás con un hacha a cortar el bosque. En esta ocasión tenemos dos recomendaciones relacionadas con la producción de papel… que, como debes saber, se hace a partir de la tala de árboles:

  • Reutiliza tu árbol de Navidad: aunque es de plástico, se puede guardar y mantener en perfectas condiciones. Eso servirá para que puedas reutilizarlo año tras año, sin la necesidad de comprarte uno nuevo… ni mucho menos uno “natural” (que antes se vendían tanto y ahora por suerte ya no).
  • No envíes tarjetas de papel: sabemos que ya pocas personas lo hacen, pero hemos visto que aún las venden… Bueno, ¿por qué no mandar un correo electrónico o una de esas tarjetas virtuales que estuvieron tan de moda hace algunos años? Mucho mejor.
  • Si tu regalo es hermoso, ¡no hay necesidad de envolverlo. Ponle una cinta y déjalo debajo del arbolito.
  • Reutiliza los papeles de regalo en buen estado. Así no matarás la sorpresa de quien abra lo que escogiste para él o ella.

4⃣️ Menos es más

Ya sabrán que el verdadero sentido de estas celebraciones es la amistad y el compartir con los seres queridos, pero ¿a quién no le gusta hacer o recibir un regalo? Estamos conscientes de que no podemos escapar de eso, así que te recomendamos lo siguiente:

  • Haz regalos que sean eficientes e inteligentes: por ejemplo, pueden estar hechos de material reciclado o reciclable, pueden ser cosméticos biodegradables, productos orgánicos o aparatos que funcionen con energía solar, etc.
  • Prefiere los productos locales: como te hemos contado, la huella de carbono es más alta mientras más largo y costoso sea el proceso productivo. O sea que si tu regalo viene del otro lado del mundo, las emisiones serán mucho más altas que si es producido en una huerta local o por un emprendedor de tu ciudad.

5⃣️️ Las tres erres

¿Creías que hablábamos de ese brebaje nacional cuyo nombre es Tres erres? Not. En esta oportunidad te invitamos a ser parte de la regla de oro para todos aquellos que tienen espíritu Biwil:

  • Reduce: trata de generar menos basura. Prefiere los alimentos que vienen sin envases plásticos, por ejemplo.
  • Reutiliza: aprovecha de nuevo todo aquello que te puede servir. Sólo necesitas imaginación
  • Recicla: puedes darle una nueva vida a lo que uses, convirtiéndolo en materia prima para otra cosa. También puedes cooperar separando los desechos, y llevándolos a contenedores especiales para el reciclaje.
LEER ARTÍCULO COMPLETO