panel-fotovoltaico-alemania
Los paneles fotovoltaicos transforman la energía del sol y le convierten en electricidad.

En este artículo queremos derribar un mito respecto de la utilización de la energía solar como fuente para generar electricidad o calor. Sí, porque muchos creen que no conviene o, derechamente, que no sirve instalar paneles fotovoltaicos en zonas donde los días suelen estar siempre nublados (por ejemplo, en el sur de Chile). ⛅️

Pero esa afirmación no corresponde a lo que ocurre realmente. Para demostrarlo te vamos a mostrar un caso emblemático, que se ha convertido en el modelo a seguir para muchos países en Europa y el resto del mundo: nos referimos a la utilización de energía solar en Alemania.

Conocer la experiencia alemana puede servir como ejemplo para comprobar de manera práctica los beneficios de las energías limpias para el ecosistema, y también para la economía a toda escala. Es decir, no se trata sólo de un tema que compete a los gobiernos, sino que también a cada hogar; a cada persona.

Condiciones climáticas

Partamos por las condiciones ideales: en un escenario perfecto, los paneles fotovoltaicos podrían tener un rendimiento máximo si están ubicados en lugares geográficos donde siempre hay sol. Un buen ejemplo en Chile es el Desierto de Atacama, que siempre presenta elevadas temperaturas durante el día, y ausencia de nubosidad y precipitaciones.

“En Chile, el programa Transforma Solar busca aprovechar la singularidad del Desierto de Atacama para desarrollar una industria solar local con capacidades tecnológicas y vocación exportadora”. (Fuente: Ministerio de Economía)

Esta característica es ampliamente reconocida por todos los sectores involucrados en la generación de energías mediante fuentes renovables; incluso, se hay quienes aseguran que el norte y centro-norte de Chile posee una singularidad a nivel global: tiene la mejor radiación solar del mundo.

Es por esto que, actualmente, existen variadas iniciativas para potenciar un mejor aprovechamiento de este tipo de energía en esa zona, entre las que destacan el programa Transforma Solar y el proyecto de diseño, instalación y mantención de sistemas fotovoltaicos CONAF, que provee de luz y agua caliente a los parques nacionales Pan de Azúcar y Llanos de Challe.

El caso alemán

Pero ¿qué pasa en zonas donde el sol no siempre se deja ver, como en el sur de Chile (donde siempre está nublado)? ¿La producción de energía puede funcionar igual? El caso de Alemania, que tiene un clima “con inviernos y veranos frescos, y a menudo nublados y húmedos”, como el nuestro, ha demostrado que sí.

Al respecto, el informe Global Market Outlook for Solar Power 2015-2019 (Una mirada al mercado global para la energía solar) asegura que “los paneles fotovoltaicos solares están cubriendo más del 7% de la demanda de electricidad en tres países de Europa”, entre los que se incluye Alemania.

campo-eolico-en-alemania-foto-chica
En Alemania, la energía solar se complementa con le eólica. Juntas pueden cubrir entre un 60% y un 70% de la demanda aproximada de electricidad.

Esta cifra se enmarca en el plan que el país ha puesto en marcha con miras a los próximos 30 años, cuando espera “terminar su transición energética y pasar a producir el 100% de su energía desde fuentes no contaminantes en el año 2050”.

Por esta serie de convicciones medioambientales, y a pesar de que el año pasado Gran Bretaña tuvo una mayor producción de energía eléctrica mediante paneles fotovoltaicos (2,4 GW versus 1,9), Alemania es el principal referente europeo en la transición hacia las energías renovables¡Y todo esto en un país donde la radiación solar está muy lejos de ser la óptima!

El hito histórico

El pasado 5 de mayo, Alemania llegó a su producción más alta de electricidad mediante el uso de fuentes limpias -solar y eólica, principalmente-, con un total de 55 gigawatt (GW). Esto equivale a el 87% de toda la energía eléctrica que consumió ese país ese día.

La cifra causó sorpresa y satisfacción, porque estuvo por sobre la producción promedio en un día con condiciones óptimas, lo que representa entre un 60% y 70% de la energía requerida por todos los habitantes del país.

desierto-de-atacama
Con este cielo azul y limpio, el Desierto de Atacama es el lugar con mejor radiación solar del mundo.

Lo más increíble es que en ese país existe un sistema de compra-venta de electricidad, en el cual se fija un precio dependiendo de la producción y la demanda. Como ese día la cobertura producto del sol y del viento fue tan alta, no se ocupó toda la energía producida por fuentes convencionales, por lo que los megawatt/hora tuvieron un valor negativo.

En este caso, los consumidores pudieron recibir un pago por esa energía que había sido producida por fuentes contaminantes, pero que éstos no utilizaron. ? ?

En resumen: no importa si una zona no tiene sol los 365 días del año, pues la energía que de proviene de él se puede aprovechar de todas formas, con excelentes resultados ecológicos y para el bolsillo. El caso Alemania prevé un excelente futuro para Chile… sobre todo en el sur, que podría sumarse a las iniciativas en el Desierto de Atacama.

LEER ARTÍCULO COMPLETO