Sabemos que avanzamos hacia un futuro donde el transporte será cada vez más limpio. No lo decimos nosotros, sino que, por ejemplo, hay estudios que confirman que cada año habrá más autos eléctricos circulando en las calles. ¡Lo cual es una excelente noticia!

Sin embargo, no podemos desconocer que, por ahora, este tipo de vehículos son poco asequibles para la mayoría de las personas, por su alto costo. Pero el futuro se ve más auspicioso en este aspecto, porque van apareciendo opciones que podrían hacer que se masifiquen.

Una de ellas es la cada vez más amplia oferta de autos eléctricos, tanto en en el extranjero como en Chile. De hecho, algunas marcas como Volvo, ya han anunciado que sólo fabricarán vehículos eléctricos, mientras que dentro de un par de años contaremos con las versiones eléctricas de clásicos, como la Combi y el Mini.

Y la otra opción…

Se llama Movener, una empresa chilena cuyo objetivo es masificar la movilidad eléctrica mediante una interesante propuesta. Según sus propias palabras, su misión es “entregar soluciones por medio de la integración tecnológica de energías renovables, movilidad eléctrica, estaciones de carga y baterías de litio en proyectos de eficiencia energética”.

En palabras sencillas, lo que hacen es transformar un vehículo de combustión interna (aquéllos que funcionan con bencina o diésel), para convertirlo en uno 100% eléctrico. Gonzalo Pacheco, fundador de Movener lo explicó más detalladamente a un medio digital:

El proceso consiste en extraer completamente el motor a combustión y reemplazarlo por uno íntegramente eléctrico. El estanque de combustible y su ducto de carga son modificados para alojar las nuevas baterías y un dispositivo similar a un enchufe para conectar la energía. El resto de los componentes, como transmisión, sistema de frenos o dirección es el mismo”.

El mismo auto, pero mejor

Así lucen las “electrolineras domiciliarias”. Foto: facebook.com/Movener

Gracias a este servicio es posible “renovar” un vehículo deteriorado o con fallas y darle a lo menos 10 años más de vida útil. Y como si eso fuera poco… será libre de emisión de gases contaminantes.

El costo asociado parte de los 5 millones y medio de pesos, que bien podría ser considerado como una inversión en el largo plazo. Ya que si comparamos el valor de un auto eléctrico nuevo, que bordean los 25 millones de pesos, la alternativa que ofrece Movener es mucho más económica.

Por otra parte, la empresa ofrece un servicio de instalación de una electrolinera domiciliaria, es decir, un dispositivo que permite cargar el auto a través de la red doméstica de energía en 6 a 7 horas, aproximadamente.

Respecto de las especificaciones técnicas, un vehículo que ha sido transformado posee 12kWh de energía en sus baterías, y un motor de 50HP de potencia. Es decir, muy similar a las características de un citycar, si consideramos que, además, podría alcanzar una velocidad máxima de 80 km/h.

Sin dudas, se trata de una idea innovadora que puede ser un aporte al medioambiente, ya que permite contar con un auto eléctrico a un valor inferior en comparación con costo de uno nuevo. Así que antes de vender el viejo cacharro para deshacerse de él, ahora es posible darle una nueva vida, más amigable con el entorno.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorEl que busca la felicidad… la encuentra
Siguiente publicaciónPura magia en poco espacio