Seamos dueños de un auto o no, para todos es fácil reconocer la marca francesa Michelin. Como ya sabemos, su producto-estrella, los neumáticos, están hechos en base a elementos derivados del petróleo y, por lo tanto, son muy contaminantes.

Entonces, ¿por qué hablamos de ellos? Porque si bien pertenecen a una industria que, por su naturaleza, emite gases contaminantes a la atmósfera en su proceso de producción, ahora cuentan con una iniciativa que aporta para neutralizar en parte su impacto ambiental

Se trata de Movin’On, un evento que se realiza hace 20 años y congrega a expertos en movilidad sustentable de todo el mundo. Este año el lema es “Descarbonización y calidad del aire” y la compañía aprovechó la instancia para hacer anuncios muy interesantes.

Conciencia ambiental

Actualmente Michelin cuenta con procesos que mitigan el impacto ambiental. Por ejemplo, sus neumáticos son fabricados en un 28% con materiales no contaminantes. Entre ellos el caucho natural, aceite de girasol y otros materiales reciclados como el acero.

Sin embargo, en la edición de este año de Movin’On, anunciaron un ambicioso plan que consiste en aumentar la cifra de materiales reciclados para fabricar sus neumáticos, hasta llegar a un 80% en 2048.

Además, los neumáticos que se fabriquen para esa fecha podrán ser reutilizados en un 100%. Hoy se estima que se generan 25 millones de toneladas de neumáticos que se desechan, de los cuales se recicla el 50%, según datos del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible.

Para alcanzar esa meta, la compañía ya se puso a trabajar. Compró a la empresa Lehigh Technol, que se dedica al estudio de polvos de caucho micronizados, con el que se podría reemplazar a materias primas basadas en aceite y caucho contaminante (contaminantes).

Este es un prototipo de naumático sustentable que está trabajando Michelin.

Ahorro, ahorro, ahorro…

Las acciones de la compañía francesa podrían traducirse en ganancias para todos. Para hacernos una idea, cuando se fabriquen neumáticos con un 80% de materiales sostenibles y se reutilicen en un 100% los que hayan cumplido su vida útil, podría haber un ahorro equivalente al consumo de energía total en un mes en Francia.

Adicionalmente, podría haber un ahorro de 33 millones de barriles de petróleo por año. Es decir, una cantidad muy grande de este insumo contaminante podría ser evitado. ¡Excelente noticia!

Nos alegra saber que si bien hay compañías que por su naturaleza son contaminantes, al menos tienen conciencia de eso y están tomando acciones por mejorar sus procesos, para ofrecer productos de buena calidad… y en armonía con el entorno. Un jumbito para Michelin (#SeNosCayóElCarné).

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorRécord 2017: más de un millón de autos eléctricos vendidos
Siguiente publicaciónÁrea Marina y Costera Rapa Nui: 50 millones de hectáreas protegidas