Un grupo de jóvenes chilenos pensó en la idea de fabricar pesas (como las que hay en los gimnasios) a partir de botellas de plástico.

Lift tiene como objetivo en el mediano plazo crear un kit 100% de plástico reciclado. Es decir, que no se use ningún tipo de metal; ni para la barra, ni para las tuercas que soportan los discos.

Significa la reutilización de una gran cantidad de plástico, es decir, un kit Lift pesa 10 kilos, y para su elaboración se necesitan 220 botellas plásticas de 2 litros.

 

Nos alegra saber de proyectos que se crean, entre otros factores, por el cuidado con el medioambiente. Ya les hemos contado de algunos muy interesantes, que han surgido en el extranjero, en el que reciclan granos
de café molido
o el de una conocida marca deportiva que, junto a una ONG, trabajan por el cuidado y limpieza de los océanos.

Ahora se trata de una idea made in Chile, así es que lo celebramos doblemente, ya que  podremos ‘palpar’ el beneficio medioambiental más directamente. Un grupo de jóvenes chilenos pensó en la idea de fabricar pesas (como las que hay en los gimnasios) a partir de botellas de plástico 😱  Porque, como dice la consigna de Lift, ¿para qué botarlas, si se pueden volver a usar? 🙌🏼

El comienzo

Marcelo Pisani, Co-fundador de Lift.

Entre tragos intercalados de café y agua mineral, entrevistamos a Marcelo Pisani, uno de los creadores de la idea. Él nos ayudó a entender cómo surgió el proyecto en el que se mezclan gustos personales, convicciones de vida y -¿por qué no?- una ambición bien entendida:

“Todo comenzó cuando descubrí un proyecto holandés que se llama Precious Plastic, en el que ellos te enseñan cómo crear y usar máquinas para reciclar plástico, para posteriormente transformarlo, prácticamente, en lo que quieras”, explica.

Continúa diciendo que “estaba la base para empezar a crear, pero faltaba un ingrediente para que ese plástico tomara forma. Con mi socio siempre hemos sido muy apasionados por el gimnasio, entonces a partir de eso se nos ocurrió hacer pesas”.

El factor medioambiental también fue determinante a la hora de gestar el proyecto, y con el cual Marcelo se encontró repentinamente: “Comencé a trabajar para la organización internacional para las migraciones. Ahí me tocó abarcar dos temas: el de las migraciones y el medioambiente. Con este último nunca había trabajado, así me empecé a involucrar y a interesar en este tema”, asegura.

El siguiente paso era comenzar a ejecutar la idea para tener el primer prototipo de una pesa (o mancuerna, como también se les conoce). “Mandamos a hacer el molde de un disco de 500 gramos. En esa oportunidad lo hicimos con plástico, pero no reciclado, como sí lo serán los próximos. Nos sirvió para validar más la idea, así podíamos empezar a vendérselo a más gente”, afirma Marcelo.

El “empujoncito” de las redes sociales

Este es el prototipo de una pesa Lift, con sus discos hechos 100% de plástico reciclado.

Con la primera pesa lista, el proyecto empezaba a tomar más fuerza. En ese contexto, los creadores de Lift entendieron de inmediato la importancia de ‘estar’ en internet para comenzar a mostrar el producto. Sin darle más vueltas crearon su sitio web y su página oficial en Facebook.

“Armamos nuestro sitio web y luego abrimos nuestras redes sociales, y a partir de ahí se empezó a unir más gente. A través de Facebook, por ejemplo, nos contactó el gerente general de una conocida tienda especializada en artículos deportivos. Sin dudas, la inversión más valiosa que he hecho son los 7 dólares que puse en un aviso en Facebook promocionando a Lift. Con esa publicación llegamos a estas personas”, recuerda Marcelo.

A Marcelo se le nota entusiasmado y contento. El solo hecho de ver tantos interesados en su proyecto, del cual la mayoría destaca sus atributos relacionados con el reciclaje y su positivo impacto con el medioambiente, ya lo tiene satisfecho.

Otro aspecto positivo que les han dejado las reuniones con diferentes interesados, es que gracias a ellas tomaron la decisión de comenzar a producir a mayor escala. Por eso, iniciaron una campaña de crowdfunding (en la que se reúnen fondos a cambio de una recompensa para quienes aporten dinero) para así contar con el financiamiento inicial para comenzar a elaborar sus primeros kits de pesas. Gracias a su éxito, a partir de abril comenzarán a elaborar 69 kits de pesas.  👏🏼👏🏼👏🏼

Lo que se viene

A los integrantes de Lift se les abrió el apetito. Y no nos referimos únicamente a las oportunidades de negocios que pueden surgir, sino a las ganas que tienen de seguir por el camino de la elaboración de productos sustentables:

“En el mediano plazo nuestro objetivo es terminar el kit y, además, que sea 100% de plástico reciclado. Es decir, que no se use ningún tipo de metal; ni para la barra, ni para las tuercas que soportan los discos. Cuando eso esté listo, queremos hacer mancuernas con más peso”, nos adelanta Marcelo.

“Somos como productores de pan. La harina es el plástico y nosotros somos los panaderos. El kit que estamos haciendo ahora es un tipo de pan, pero la idea a futuro es hacer varios tipos de pan”. Marcelo Pisani, fundador de Lift.

Ésta es una idea que no sólo los entusiasma a ellos, sino también a nosotros. Porque significa el rescate de una cantidad importante de plástico que tendrán un nuevo uso. Para entenderlo mejor, lo graficamos en números: un kit lift pesa 10 kilos, y para su elaboración se necesitan 220 botellas plásticas de 2 litros… #WinWin.

Si bien creemos que el escenario ideal es uno en donde la generación de basura se reduzca a su mínima expresión, iniciativas como éstas son importantes para avanzar hacia un mundo libre de desechos y contaminación. Marcelo es tan optimista como nosotros:
“Siempre uso esta metáfora: nosotros somos como productores de pan. La harina es el plástico y nosotros somos los panaderos. El kit que estamos haciendo ahora es un tipo de pan, pero la idea a futuro es hacer varios tipos de pan”, sentencia. ¡Que así sea!

Un grupo de jóvenes chilenos pensó en la idea de fabricar pesas (como las que hay en los gimnasios) a partir de botellas de plástico.

Lift tiene como objetivo en el mediano plazo crear un kit 100% de plástico reciclado. Es decir, que no se use ningún tipo de metal; ni para la barra, ni para las tuercas que soportan los discos.

Significa la reutilización de una gran cantidad de plástico, es decir, un kit Lift pesa 10 kilos, y para su elaboración se necesitan 220 botellas plásticas de 2 litros.

 

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorVan por ti, Tesla…
Siguiente publicación¿Para qué seguir gastando en bencina?