Estamos rodeados de plástico. Es cosa de darse una vuelta por el supermercado y pasillo que recorremos, encontramos mostradores llenos de productos envasados con este material. Sí, muchas veces es un exceso innecesario.

El problema es que luego de cumplir su breve vida útil, el plástico -fabricado con derivados del petróleo- va a dar a vertederos o al mar, contaminando y atentando contra la flora y fauna.

Este problema no es exclusivo de Chile, sino que es una preocupación que está motivando a autoridades de todo el mundo a elaborar planes para reducir el uso de plástico o a implementar acciones para acabar con su consumo en cualquiera de sus formatos.

En Reino Unido, por ejemplo, están a punto de poner en marcha un plan que contempla un trabajo en conjunto entre organizaciones, autoridades y empresas privadas para reducir al máximo el uso de plástico de aquí al año 2025. Por eso, entre otras razones, we love them.

Aunque en Chile tampoco nos quedamos atrás, luego del anuncio que hizo el Ministerio del Medioambiente respecto de la prohibición en la entrega de bolsas plásticas en el comercio a lo largo de todo el país.

UK Plastics Pact

Es una alianza entre 40 grandes empresas empresas que, en conjunto, suman aproximadamente el 80% de todo el plástico que se vende en el Reino Unido. Entre ellas están Coca-Cola, Unilever, Nestlé y la cadena de supermercados Asda.

En términos generales, buscan reducir a su mínima expresión el impacto que tiene el plástico en el medioambiente. Para alcanzar ese objetivo implementarán un trabajo que verá resultados definitivos dentro de siete años.

Detrás de este plan está WRAP (Waste and Resources Action Programme o Programa de Acción de Residuos), una organización británica que participa activamente en todo lo relativo a manejo de desechos, educación y asesoría en esta temática. En este caso particular, son los encargados de articular el Pacto del Plástico entre las empresas y el Gobierno.

El compromiso

“Esto es lo que hace único el Pacto de Plásticos del Reino Unido. Une cada negocio y organización con la voluntad de actuar contra la contaminación plástica. Nunca tendremos una oportunidad mejor”, afirmó Marcus Gover, consejero delegado de la WRAP.

Entre las principales acciones de este plan están:

  • Que las empresas partícipes de este pacto confeccionen sus envases 100% reciclables al 2025.
  • Eliminar los empaques de plástico innecesarios de un solo uso.
  • Aumentar la proporción de paquetes de plástico reciclado o reutilizados.

Se trata de medidas que, por la naturaleza del pacto, comprometen a las compañías desde el inicio de la cadena productiva. Es decir, desde re pensar cómo empaquetar sus productos con materiales menos dañinos o que derechamente reemplacen el plástico.

Pero no debemos olvidar que como ciudadanos también tenemos una responsabilidad en cuanto al consumo y tratamiento que le damos al plástico y nuestros residuos en general. Tenemos el poder de tomar decisiones que ayuden a construir un planeta más limpio y seguro.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorNissan se puso eléctrico
Siguiente publicación¡Zapatillas de chicle!