humedal general
Los humedales pueden estar rodeados de naturaleza, sin presencia de asentamientos humanos…

Muchos hemos escuchado que los bosques y selvas son los pulmones de nuestro planeta. Y aunque esa metáfora no es precisa desde el punto de vista químico-biológico, sirve para hacerse una idea de su real participación en el desarrollo de la vida en la Tierra.

Si hablamos de analogías, existen otros ecosistemas que podrían ser comparados con un órgano o un sistema del cuerpo humano; por ejemplo los humedales. Éstos suelen ser llamados los riñones del planeta, debido a que pueden absorber el agua y depurarla de sustancias tóxicas.

humedad en la ciudad
…O pueden estar justo en medio de las ciudades. En ambos casos hay que procurar su protección.

Con esto podemos darnos cuenta de que los humedales también juegan un rol fundamental para el ecosistema. Por desgracia, son menos conocidos que las grandes extensiones vegetales y, por lo mismo, existe menos conciencia sobre su importancia, su cuidado y su vulnerabilidad.

¡Pero para eso estamos! Para que los conozcas y aprendas a quererlos. Para que te den ganas de visitar los que tienes a tu alrededor. Haz la prueba y comprueba tú mismo cómo el contacto con la naturaleza beneficia tu salud física y emocional.

Por qué son importantes

En términos generales, los humedales son áreas del continente que están saturadas o inundadas de agua dulce o salada, de manera permanente o estacional (en zonas inundables). Pueden presentarse de diversas maneras, aunque las más comunes son: pantanos, marismas, charcas, salares, turberas y orillas de lagos y ríos.

aves
Miles de especies de aves viven en todos los humedales del mundo. Junto a ellas podemos encontrar anfibios, reptiles, peces, pequeños vertebrados e invertebrados.

Una de sus características es que son los ambientes que albergan el mayor número de especies en relación con su tamaño, proporcionando una rica diversidad biológica vegetal y animal (aves, mamíferos, reptiles, anfibios, peces…).

La biodiversidad en estas zonas es tan grande que pueden albergar más de 100 mil especies, entre las que destacan las aves que dependen ecológicamente de los humedales: garzas, patos, gaviotas, gaviotines y muchas otras endémicas. Además, también son importantes porque:

  • Ayudan a rellenar los acuíferos subterráneos que constituyen una fuente importante de agua dulce para la humanidad.
  • Garantizan el alimento: porque la mayoría de los peces que se venden o pescan para consumo humano dependen de los humedales para completar su ciclo de vida.
  • Depuran y filtran los desechos tóxicos: los sedimentos y las plantas absorben los contaminantes naturales o provenientes de las actividades humanas (minería, agricultura, etc.)
  • Disminuyen el impacto de la naturaleza: los humedales se comportan como barreras o amortiguadores de las crecidas de agua (mareas, tempestades, crecidas de río, tsunamis).

Así los protege el mundo

En la década del 70 comenzaron los primeros esfuerzos globales y sistemáticos por protegerlos, debido a cifras que sugieren que, desde el año 1900, ha desaparecido casi el 65% de los humedales del planeta. ¿Las razones? La destrucción de los hábitats naturales, principalmente con fines de explotación o asentamientos humanos.

humedal santo domigo
Una vista, al atardecer, del Parque de la Naturaleza Humedal Río Maipo, en Santo Domingo… muy cerca de Santiago.

Una iniciativa concreta es la Convención Ramsar (o Convención sobre los humedales), a la que Chile está suscrito, creada en 1971, precisamente, para laconservación y el uso racional de los humedales (…) como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo”.

En el caso de nuestro país, ha habido iniciativas específicas tales como el Plan de Acción para la Conservación y Uso Sustentable de los Humedales Altoandimos y la Estrategia Nacional para la Conservación de Humedales. Ambas siguen los lineamientos de la Convención Ramsar, y han ayudado a proteger estas zonas, especialmente a los 13 sitios declarados como humedales de importancia internacional.

¿Cómo puedes cuidarlos tú?

Si eres consciente del gran valor ecológico, cultural, científico y recreativo de estos ecosistemas tan ricos y tan vulnerables, el Ministerio de Medioambiente te invita a que te comprometas y realices una o todas estas acciones:

  1. Mira a tu alrededor y descubre qué humedales tienes cerca: es común que en la zona costera o interior haya marismas, ciénagas o desembocaduras de ríos. ¡Conócelas!
  2. Si en esas visitas eres testigo de un comportamiento ilegal, da aviso a las autoridades.
  3. Educa a los demás: transmite el mensaje de la riqueza de los humedales, e invita a otros para que también los conozcan.
  4. Organiza una actividad de limpieza: júntate con amigos, gestiona los permisos correspondientes y anda a recoger basura a una de estas zonas.
  5. Cambia tus hábitos de consumo de agua: como hay tan pocos humedales, es mejor que no abuses del agua dulce que sale de la llave. Úsala a conciencia.
  6. Participa en las actividades del Día Mundial de los Humedales, que es cada 2 de febrero de cada año.
  7. Únete a agrupaciones, ONG o iniciativas de Gobierno que trabajan en pro de los humedales y de su uso sostenible.
LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorLas ciudades como islas de calor
Siguiente publicaciónAgüita pa’ la sed, pa’ la calor…