Quienes tenemos conciencia por el medioambiente tratamos de reducir al máximo nuestros desechos, al igual que nuestras emisiones a la atmósfera. Esto se puede llevar a cabo de muchas formas, como por ejemplo desde bajarse del auto para subirse a la bicicleta.

Son acciones sencillas, pero en la medida que más personas se sumen a este estilo de vida, producirá un aporte para tener un planeta más limpio, beneficiando directamente nuestra calidad de vida.

Por eso, también aplaudimos las medidas que fomentan el uso de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), así como los proyectos cuya matriz energética sea renovable y limpia.

Así es como nos encontramos con una cocina solar, que es posible adquirir en Chile gracias a un grupo emprendedores. Con este producto es posible hacer todo tipo de preparaciones, sin necesidad de gastar un peso para hacerla funcionar (ni emitir gases contaminantes).

Antu Cocina Solar

Se trata de un producto 100% solar; es decir, para funcionar tan sólo necesita la radiación del sol. Gracias a esto es capaz de calentar y cocinar alimentos abasteciéndose de su energía.

La principal ventaja y beneficio de Antu es que no necesita electricidad, gas, carbón ni leña, por lo que no emite gases contaminantes (al menos para cocinar los alimentos).

Hablamos con Nicolás Beiza, cofundador de Antu Cocina Solar, quien nos comentó que “es un producto de uso cotidiano, innovador, seguro y de fácil uso. Es la forma en la que creemos que las energías renovables pueden masificarse y ser parte de la realidad chilena”.

En su estructura, la cocina es simple y está diseñada para transportarla fácilmente. De hecho, fue pensada para llevarla a campings, parques, playa y básicamente cualquier lugar al aire libre y a un horario donde sea posible recibir radiación solar (entre 10:30 y 18:30 en verano, y entre 12:00 y 17:00 horas en invierno).

Al igual que ocurre con los paneles solares fotovoltaicos, en días nublados la cocina puede funcionar sin problemas, ya que al alimentarse de la radiación del sol, no es impedimento que las nubes se interpongan de por medio, aunque los tiempos de cocción serán un poco más largos.

Cómo funciona

Entre sus componentes principales cuenta con un dispositivo cilíndrico de vidrio que puede ser usado como un horno, pues tiene la capacidad de absorber la radiación solar y está diseñado para acumular calor, llegando a altas temperaturas

Además cuenta con una bandeja de acero inoxidable, que funciona igual que una olla, donde es posible cocinar cualquier tipo de preparación, o incluso hervir agua en cuestión de minutos.

“Está todo pensado para hacerlo más eficiente. Por eso tiene una superficie espejada que aporta un 30% de calor”, agrega Nicolás. Así es posible aprovechar hasta la última gota de energía. O hasta el último rayo de sol. Actualmente es posible adquirir una cocina de este tipo directamente en el sitio web de Antu Cocina Solar.

Nos alegramos que hayan personas con espíritu Biwil, que quieran tener su emprendimiento, y que esté acompañado de un componente relacionado con la sustentabilidad. Como en este caso, que es el corazón del negocio. ¡Bien!

LEER ARTÍCULO COMPLETO