Hace un tiempo te contamos cuáles son las características de los electrodomésticos más eficientes en términos de consumo de energía, y sus ventajas respecto de los convencionales. Ahora queremos ahondar en el tema, mostrándote ejemplos concretos de artefactos que colaboran con la eficiencia energética del hogar.

Para ejemplificar, elegimos artefactos de uso habitual en las casas; y para demostrar qué tan eficientes son realizamos algunos cálculos basados en el valor promedio del kilowatt-hora ($112,36), considerando su potencia (KW) y cuánto tiempo permanecen en uso.

1⃣️ Refrigerador

Con la ayuda del Manual de Etiquetado Energético, del Ministerio de Energía, y de la Calculadora de Eficiencia Energética, de la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, hicimos los siguientes descubrimientos para un refrigerador común de dos puertas, con 160 litros de capacidad para el compartimiento fresco, y 51 para el congelador:

  • Un refrigerador de clase A consume, aproximadamente, 284 KWh al año; en contraste, uno de clase D consume 512 KWh en el mismo periodo.
  • Esto significa que el de clase A gasta el equivalente a $31.910 anualmente, mientras que el gasto del de clase D asciende a $57.528.
  • Considerando una vida útil de 13 años, con un refrigerador eficiente es posible ahorrar más de 300 mil pesos sólo en gastos de energía… Lo mismo que gastarías en dos pasajes de ida y vuelta en avión de Santiago a Buenos Aires. Nada mal.

2⃣️ Ampolletas

La iluminación en casa representa más de un 25% del costo de electricidad, el segundo porcentaje más alto después del refrigerador. Por eso, las ampolletas de bajo consumo son muy eficientes comparadas con las tradicionales (incandescentes), porque aportan la misma cantidad de luz pero sólo requieren de un quinto de la potencia.

La evidencia es muy clara. Veamos:

  • Primer dato: el Manual de Etiquetado Energético antes mencionado señala que una ampolleta incandescente de 100 W ilumina lo mismo que una de bajo consumo de 20 W.
  • Si las utilizáramos cinco horas diarias, el consumo anual de una incandescente sería de 182,5 KWh, versus 36,5 KWh de una de bajo consumo (LED).
  • Si esto lo llevamos a pesos, tenemos que el gasto por usar ampolletas convencionales en un año asciende a $20.505, en comparación con los $4.101 que gastan las eficientes.

3⃣️ Cargador de celular

Este pequeño artefacto es uno de los más usados (y ojo porque a veces hay más de uno por persona). Consideramos que es eficiente porque consume poca energía eléctrica mientras está funcionando.

De hecho, un cargador estándar de 5 watts de potencia que es en promedio es utilizado dos horas al día, consume anualmente sólo 3,7 kWh. Es decir, $415. Eso sí, evita el consumo vampiro y recuerda desenchufarlo cuando tu celular esté cargado.

4⃣️ Hervidor de agua

¡Calma! Te vamos a explicar cómo llegamos a la conclusión de que es una artefacto eficiente. En realidad, tiene una potencia alta (1,5 KW), pero mira el siguiente ejercicio:

  • El experimento (realizado por el Departamento de Energía de EE.UU): comparamos cuánto demora en hervir una taza de agua en un hervidor y en un microondas de una potencia menor (1 KW).
  • El resultado: se demostró que al hervir agua en un microondas se utiliza 1,8 veces más energía que al hacerlo en un hervidor eléctrico.
  • En el microondas, el agua tardó cuatro minutos en hervir; mientras, en el hervidor se necesitaron sólo 1:30. Se repitió la misma acción 5 veces a la semana, 3 veces al día, y se llegó a un consumo anual aproximado de 52 KWh para hervir agua en el microondas, versus 29,12 KWh para el caso del hervidor eléctrico.
  • Esto equivale a un gasto de $5.842 en el microondas, y de $3.271 para el caso del hervidor eléctrico.

Como orientación general, te recomendamos que siempre estés atento a las etiquetas de eficiencia energética, a la potencia de los artefactos que compras y al tiempo de uso efectivo. Recuerda que aunque estén apagados, si están enchufados igual consumen energía, por lo que estarás gastando energía y dinero de más.

LEER ARTÍCULO COMPLETO