En diciembre de 2017 las autoridades de Gobierno anunciaron, oficialmente, que en Chile había más de 100 mil casas con colectores solares térmicos instalados, para asegurar la provisión de agua caliente domiciliaria gracias a la energía del sol.

En Biwil nos parece una excelente noticia, tomando en cuenta el considerable ahorro económico que esta tecnología implica.  Además, al tratarse de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), existe un beneficio directo para el medioambiente.

El propio ministro de Energía, Andrés Rebolledo, aseguró que “el tema de la eficiencia energética y de sustentabilidad en la construcción ha pasado a ser uno de los ejes fundamentales de la política de un acceso a una vivienda adecuada”.

Éste es un panel solar térmico. La foto es referencial, y no representa los que se instalan en las casas que se acogen a los programas y subsidios.

Ahorro en todo sentido

Según cifras oficiales, los colectores solares instalados permiten un ahorro de gas que puede variar entre un 40% y un 90% en la cuenta mensual, dependiendo de la región geográfica en la que se ubique la vivienda.

Para que quede más claro, el Ministerio de Energía señala que, usando como base una familia de cuatro personas viviendo en una misma casa, se estima que el ahorro mensual podría ser de $15.000, aproximadamente.

Esta cifra pudiera parecer irrelevante a simple vista, pero si la multiplicamos por la cantidad de meses al año descubriremos que el ahorro sumará la nada despreciable suma de 180.000. Esto es una gran ayuda para todos los bolsillos, sobre todo para quienes tienen más necesidades.

En Iquique hay un condominio donde, producto de la alta radiación solar, la instalación de colectores solares térmicos ha permitido tener ahorros incluso mayores, bordeando los $240.000 anuales. ¡Qué bien!

La tecnología solar permite generar electricidad, a través de paneles solares fotovoltaicos; también puede generar agua caliente, gracias a los paneles solares térmicos. ¡Una maravilla!

¿Cómo postular?

Esta tecnología limpia en las casas ha sido posible gracias a tres instrumentos de fomento que el Estado tiene para la instalación de paneles solares en las viviendas:

1️⃣  La Ley Nº20.235 respecto de sistemas solares térmicos, mediante la cual las constructoras pueden acceder a franquicias tributarias para viviendas nuevas. Con este mecanismo se han beneficiado más de 57 mil casas y departamentos en todo Chile. Se espera que, en el marco de esta regulación, para 2020 exista un subsidio para la instalación de paneles en viviendas sociales nuevas.

2️⃣  Subsidios del Programa de Protección Familiar del Patrimonio (conocidos como PPPF), que se enfoca en el mejoramiento de viviendas sociales construidas, facilitando a las familias la instalación de colectores solares. Gracias a esto se han instalado en más de 37 mil viviendas.

3️⃣  Subsidios para Programas de Reconstrucción de Viviendas, dirigidos a la reparación o reconstrucción de todas aquellas casas que fueron afectadas por desastres naturales ocurridos en 2014 y 2015: terremoto (Región de Arica y Parinacota; y de Tarapacá); aluvión (Región de Antofagasta y de Atacama); incendio (Región de Valparaíso).

Nos alegramos de que el énfasis esté puesto en la generación de agua caliente a través de una energía renovable. También nos gusta que se esté trabajando en el acondicionamiento término de las viviendas, porque así hacemos un uso más eficiente de la energía. ¡Sigamos avanzando!

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorVamos al cine al aire libre en Providencia
Siguiente publicaciónHaz un tour por Santiago y paga lo que quieras