En Biwil estamos convencidos de que la energía solar va a ser el suministro que abastecerá a nuestras casas, edificios, colegios, clínicas… y así, suma y sigue. De hecho, hay un programa de que consiste en la implementación de paneles solares en edificios públicos y que está haciendo realidad el anhelo de aprovechar al sol como fuente inagotable de energía. ¡Bieeeen! ☀️

El Programa Techos Solares Públicos (PTSP) comenzó en 2015, promovido por el Ministerio de Energía para estimular el mercado de este tipo de generación de energía “para el autoconsumo”, como es definido por el propio el organismo.

Adicionalmente, la idea es que a través de esta iniciativa se masifique su uso, generando información sobre sus costos y condiciones de uso en nuestro país; además de facilitar el acceso público a los detalles de su instalación de los paneles para el autoconsumo en edificios.

En el sitio web del Ministerio de Energía, especifica qué tipo de instituciones podrán acceder a este programa: “Los beneficiarios del Programa serán instituciones públicas, fundaciones y corporaciones sin fines de lucro, de carácter nacional, que cumplan un rol social y público, y que beneficien directamente a toda la población”.

Museo de la Memoria

Francisco Estévez, Director del Museo de la Memoria, junto al Ministro de Energía, Andrés Rebolledo.

Hace unos días supimos de la implementación de paneles fotovoltaicos en el Museo de la Memoria, en Santiago. Esto nos parece una excelente noticia, ya que es posible ver cómo se ha ido materializando el proyecto en diversos edificios como el Centro Cultural Gabriela Mistral, o algunos edificios de la Teletón a lo largo del país, entre otros.

Los beneficios para estas instituciones -y para el medioambiente- son fácilmente contrastables. Por ejemplo, en términos de ahorro, el Museo de la Memoria podrá satisfacer el 16% de su demanda de consumo eléctrico, lo que equivale a $7.700.000 anuales..

La capacidad que podrán generar los paneles fotovoltaicos instalados en el edificio es de 70 kW. Según el Ministerio de Energía, éstos equivalen a la energía necesaria para abastecer 60 casas o 400 luminarias públicas. Y, por supuesto, la ganancia medioambiental es igualmente relevante: al año se dejarán de emitir aproximadamente 43 toneladas de CO2 equivalente.

El director del museo, Francisco Estévez, destacó el atributo “verde” de la medida: “Ésta es una contribución directa a la producción de energía limpia. Acá le damos un gesto a la importancia de cuidar el planeta donde vivimos”.

Hasta junio de 2017, hay 81 edificios que ya cuentan con la implementación de paneles solares, otros 16 que están a punto de conectarse al sistema de distribución y 3 en proceso de construcción. ¡Y esperamos que se sigan sumando muchos más! 🙌🏼

LEER ARTÍCULO COMPLETO