En abril de 2014 se registró uno de las catástrofes más terribles de la historia reciente de Chile: el gran incendio que afectó a más de diez cerros de Valparaíso, que destruyó cientos de viviendas y dejó miles de damnificados.

Pero después de cualquier tragedia… viene la esperanza. En este caso, representada en la figura de un proyecto que logrará reubicar a 118 familias en las más de 390 casas del conjunto habitacional Francisco I, ubicado en Placilla (al sureste de Valparaíso).

La buena noticia no es sólo la inauguración de la primera etapa de este condominio, sino también el hecho de que su diseño y construcción contempló varias medidas de eficiencia energética que ayudarán a que los vecinos ahorren y, de paso, cuiden el planeta.

Los paneles solares térmicos están ubicados en el techo de los edificios. Foto: UCV Televisión.

El uso del sol

El conjunto de edificios contempla soluciones de arquitectura bioclimática para aumentar la eficiencia energética, gracias al estudio del asoleamiento. Esto permite que la mayoría de los departamentos, de 57 metros cuadrados cada uno, tenga acceso al sol por lo menos durante una hora al día.

Con esto logran un gran ahorro energético por concepto de climatización, ya que las familias podrán aprovechar el calor para mantener el confort térmico, especialmente en invierno. Esto implica menos gasto en calefactores eléctricos o estufas a gas y, por ende, un alivio para la cuenta de la luz.

Pero ésa no es la única estrategia que aporta un granito de arena la medioambiente, ya que el proyecto inmobiliario también contempla la incorporación de paneles solares térmicos, mediante los cuales las personas podrán tener agua caliente sanitaria. Es decir, convertirán la energía del sol… en agua caliente para uso diario.

Jimena Jara, ministra (s) de energía, inauguró la primera parte del proyecto en febrero de 2018. Foto: Ministerio de Energía.

Ministerio de Energía

La compra y la instalación de los paneles solares térmicos fueron subsidiadas gracias al aporte de más de 900 millones de pesos que realizó el Ministerio de Energía, enmarcado en la revolución energética que quiere llevar a cabo (tendiente a la reducción de emisiones y al uso de energías renovables).

“Gracias a estos paneles, lo que haremos será transformar la energía del sol en agua caliente. Con esto, las familias podrán ahorrar unos 150 mil pesos al año, aproximadamente, porque ya no tendrán que gastar en gas”, expresó Jimena Jara, ministra (s) de energía.

Además de los paneles, ese aporte también sirvió para el reforzamiento de los techos donde están ubicados y la instalación de calefones modulantes con los cuales se puede calentar el agua gracias al sol. ¡Bravo!

[Foto principal: Ministerio de Energía].

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorEsto dice la Encuesta Nacional del Medioambiente 2018
Siguiente publicaciónQué decimos… y cómo lo decimos