desierto-de-atacama
Es un hecho: el Desierto de Atacama tiene el mejor índice de radiación solar directa del mundo, lo cual lo transforma en un excelente lugar para potenciar este tipo de energía.

Por sus condiciones climáticas, atmosféricas y de relieve, el norte del país está considerado uno de los lugares con mayor potencial como fuente energética solar. De hecho, según el Ministerio de Energía, el Desierto de Atacama es la zona con la mejor y más directa radiación del sol en el mundo.

Por eso, desde comienzos del siglo XXI, ha habido un incremento en las instalaciones de paneles fotovoltaicos, que permiten capturar la energía solar y transformarla en electricidad, y de colectores solares térmicos, usados para calentar agua tanto a nivel particular como industrial.

En este sentido, uno de los hitos más importantes fue la inauguración de la planta Amanecer Solar CAP en 2014, uno de los parque solares fotovoltaicos más grandes de Latinoamérica, con 310 mil módulos capaces de inyectar cerca de 100 megawatts al Sistema Interconectado Central.

Una industria sustentable

Desde entonces, se han realizado muchos esfuerzos que han posicionado a Chile dentro de las naciones con mayor inversión en este tipo de energía, superando a las naciones más ricas del planeta.

“En lo que respecta al cumplimiento de la ley, mientras la exigencia impuesta sobre los retiros equivalió a 207 GWh durante el último mes, la inyección reconocida fue de 498 GWh. De éstos, 92,81 GWh fueron solares”. (Reporte “Energías Renovables en el Mercado Eléctrico Chileno”, de septiembre de 2016, del Centro para la Innovación y Fomento de las Energías Sustentables, CIFES.

Sin ir más lejos, un estudio South America Market Outlook,realizado por Bloomberg, destaca que “Chile es, por lejos, el líder sudamericano cuando se trata de energía solar. El país cuenta con 0,5 gigawatts (GW) de capacidad fotovoltaica instalada, mucho más que los gigantes de México y Brasil”.

El estudio Climascopio 2015 destaca que “Chile fue uno de los primeros países en América Latina en establecer objetivos a largo plazo para capacidad de generación limpia”, estimando que para 2025, existirá una matriz con un 20% de energía de fuentes sustentables, pudiendo incluso lograrlo en menor tiempo.

Esta visión más amigable con el planeta se está logrando gracias a políticas como la hoja de ruta de Transforma Solar. Éste es un programa de energía solar que busca aprovechar la existencia de este excepcional recurso en nuestro país, y la necesidad de proveer soluciones energéticas eficientes, a través del fortalecimiento de la infraestructura, y del desarrollo industrial-tecnológico.

Techos solares

Todo lo anterior hace referencia a grandes instalaciones solares que servirán para proveer de energía eléctrica a zonas completas. Pero la gracia de la energía solar es que también puede ser aprovechada a una escala “menor”, para hacer que funcione un hospital, un colegio o un edificio.

A continuación te mostraremos tres ejemplos de las más de 40 iniciativas chilenas que se enmarcan en el contexto del programa Techos Solares Públicos, que, según el Ministerio de Energía, se enfoca en la adopción de energías cada vez más limpias y más eficientes, a través de la implementación de sistemas fotovoltaicos para autoconsumo en distintos edificios públicos.

✅ Teletón

La Fundación Teletón se ha visto beneficiada con la instalación de paneles fotovoltaicos en algunos de sus centros de rehabilitación en las ciudades de Santiago, Calama, Copiapó. Además, se espera que, próximamente, lo mismo ocurra en Arica, Iquique y Talca.

✅ Centro cultural Gabriela Mistral (GAM)

El GAM ha inaugurado recientemente el sistema fotovoltaico más grande de la Región Metropolitana, que tiene 100 kilowatts de capacidad instalada. Esto significa que podría generar energía eléctrica suficiente para 70 casas, 1.500 luminarias públicas o 82 funciones en sus salas. Además, contribuirá a mitigar los efectos del cambio climático, evitando la emisión de aproximadamente 40 toneladas de CO2.

✅ Hospital de Vallenar

Corresponde a la instalación de 193 paneles fotovoltaicos en el techo del recinto, lo que permitirá reducir costos por concepto de energía eléctrica y, también, evitará cerca de 27 toneladas de CO2 al año.

LEER ARTÍCULO COMPLETO