geiser del tatio interior
Los Géiseres del Tatio, en el Desierto de Atacama, son una de las principales atracciones turísticas de nuestro país.

Podrá haber discusiones sobre si somos o no “la copia feliz del Edén”, pero lo que sí es seguro es que Chile cuenta con extraordinarias condiciones climáticas, geográficas y geológicas que le permiten -o le permitirían- potenciar al máximo las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) como la geotérmica.

El Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA), única institución dedicada sólo al estudio de los sistemas geotermales de la zona andina, explica este potencial porque estamos “en una de las regiones con mayor actividad volcánica del planeta, dada su privilegiada posición en el denominado Cinturón de fuego del Pacífico”.

Según esta institución, nuestro potencial geotérmico de aquí a 2025 podría llegar a 16.000 megawatts (MW). Esto representa, aproximadamente, el 90% de la capacidad instalada actual de la matriz eléctrica chilena, lo que nos haría prescindir de otras fuentes energéticas más caras y menos limpias… como las derivadas del petróleo.

Sin embargo, la energía geotérmica una de las ERNC menos conocida, a pesar de que tiene el mayor potencial de desarrollo en el país. ¿Por qué? Según el Centro para la Innovación y Fomento de las Energías Sustentables (Cifes), las razones son varias:

¿En qué estamos?

Para CEGA, el desarrollo de la geotermia en Chile es un desafío urgente, puesto que el país requiere de fuentes energéticas locales, limpias, confiables y de largo plazo. “Actualmente el país cuenta con recursos fósiles muy limitados, depende de la importación de petróleo y descansa fuertemente en las hidroeléctricas…”, destaca en su sitio web.

Hasta el momento, su explotación ha estado dada desde el punto de vista turístico, con el gran interés que causan los Géiseres del Tatio o los de Puchuldiza, en el Norte, y muchos centros recreacionales, ubicados en las faldas de la Cordillera de Los Andes, que ofrecen baños termales.

El trabajo de CEGA ha permitido un gran avance en el conocimiento de la geotermia en Chile, lo que se ha manifestado en dos proyectos: uno que busca evaluar el potencial geotérmico en Santiago y Talca; y otro que determina las mejores zonas para explotar el recurso geotermal dentro del país.

Un paso importante para que Chile explote el potencial de esta ERNC fue la promulgación, en 2000, de la Ley Nº19.657 de Concesiones de Energía Geotérmica. El cuerpo legal busca promover las exploraciones y explotaciones de estos recursos por parte de privados.

De todas las concesiones otorgadas, una de las más importantes, por su potencial de generación de energía eléctrica, es el Proyecto Cerro Pabellón, una planta geotérmica al norte de Calama que estará operativa en 2017 y que tendrá una capacidad para generar 50 megawatts, los que serán inyectados directamente al Sistema Interconectado Central.

Recursos por región

Cuando se habla de recursos geotérmicos, podemos distinguir tres tipos: de alta, media y baja temperatura. Todos ellos están presentes en Chile, y pueden ser utilizados para diferentes fines:

  • De alta temperatura (más de 200ºC): son ideales para la generación de energía eléctrica, y se asocian a zonas con volcanes activos (en Chile tenemos muchos, de los cuales el principal es el Villarrica). En Chile se encuentran en la zona norte, hasta Copiapó, y desde Santiago a Puerto Montt.
  • De temperatura media (entre 160º y 200ºC): también se asocia a zonas de volcanes y sirven para producir electricidad, pero implica mayores requerimientos técnicos y tecnológicos. En nuestro país están localizados en la zona de la Cordillera de Los Andes, entre el Golfo de Reloncaví (Región de Los Lagos) y la Península de Taitao (Región de Aysén).
  • De temperatura baja (menos de 160ºC): no sirve para generar electricidad, sino más bien para aplicaciones domésticas y agrícolas (como calefacción de invernaderos o secado de leña). Este tipo de recursos se encuentra al área comprendida entre Copiapó y Santiago.

Como ves, el potencial está a lo largo de todo el territorio. Ojalá que en un futuro cercano exista mayor conciencia sobre la energía geotérmica y, sobre todo, que haya más inversión para construir plantas que puedan proveernos de electricidad de manera limpia. Al final, todos seremos beneficiados.👌

LEER ARTÍCULO COMPLETO