¿En qué te fijas cuando recibes tu cuenta de luz? ¿Solamente el valor que tienes que pagar a fin de mes… o también pones atención a los datos sobre tu consumo de energía eléctrica? Si es así, seguro que te has fijado que todo esté expresado en KWh.

En el siguiente artículo queremos explicarte qué significan esas letras, y qué relación tienen (en qué se parecen, en qué se diferencian) con otra expresión que habitualmente leemos en los artefactos eléctricos: KW a secas, sin la hache al final.

Si te queda claro -y esperamos que así sea- no sólo podrás interpretar mejor la información de tu cuenta, sino que además podrás comprender la importancia de la eficiencia energética, y cómo tender a ella con actos simples en tu casa.

Definiciones

La sigla KW significa kilowatt. Equivale a 1.000 watts, y corresponde a la energía eléctrica que utiliza un aparato. Por ejemplo, si las especificaciones de un horno microondas dicen que es de 2.000 watts… eso significa que requiere de 2 KW para funcionar.

Por otra parte tenemos los KWh (significa kilowatt-hora), que se refieren a la cantidad de energía total utilizada durante una hora. Como verás, al igual que la expresión kilómetros-por-hora (km/h), está compuesta de dos variables: una unidad de medida y un periodo de tiempo.

En otras palabras:

  • KW = potencia.
  • KWh = consumo.

Tal como, por ejemplo:

  • km = distancia.
  • km/h = velocidad.

¿Cómo se relacionan?

aspiradora
Hicimos los cálculos con una aspiradora, y llegamos a la conclusión de que si la usas dos horas a la semana consumirías 12 KWh al mes.

Mientras más KW necesite un artefacto eléctrico para funcionar, mayor será su consumo. Y, como precisamente la cuenta de la luz mide y cobra por KWh, podemos decir que te tendrás que pagar más a fin de mes.

Por lo mismo, lo aconsejable es poner atención a los electrodomésticos que más consumen energía eléctrica y procurar apagarlos (o ponerlos en modo off) cada vez que no los estés usando. Así evitarás el consumo vampiro, con lo cual disminuirás el impacto medioambiental y ahorrarás dinero.

En la Guía práctica de la buena energía, elaborada por la Agencia Chilena de Eficiencia Energética, hay información sobre el consumo aproximado de los aparatos eléctricos más comunes en las casas, además de consejos prácticos para ahorrar KWh y, por ende, también dinero.

Un ejemplo

El ejemplo que hemos denominado “El caso de la aspiradora”, con datos de la Guía práctica de la buena energía, te dejará más clara la implicancia de cada concepto, y cómo éstos se relacionan con lo que tienes que pagar a fin de mes:

  • Aparato eléctrico: aspiradora.
  • Potencia: 1,5 KW (1.500 watts).
  • Horas de uso semanal: 2 horas.
  • Consumo semanal: 3 KWh (1,5 KW x 2).
  • Consumo mensual: 12 KWh (3 KWh x 4).
  • Valor mensual a pagar: $1.344 (valor calculado a $112 por KWh, según de una de las compañías de electricidad que operan en Chile).

Verás que tú mismo puedes jugar con los números y hacer tus propios cálculos por cada aparato que uses en tu casa. Puedes fijarte en las etiquetas que tienen los electrodomésticos… y comenzar a ahorrar desde ahora.

LEER ARTÍCULO COMPLETO