Si tienes buena memoria, como nosotros, recordarás que a fines de los años 90 hubo mucha información sobre unos gasoductos que fueron instalados para facilitar el transporte de gas natural desde Argentina hacia Chile.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero hoy es la tercera fuente de energía más utilizada, después del petróleo y el carbón. En parte, esto se debe a que, a pesar de que no es una ERNC, el gas natural contamina menos que otras fuentes de energía como el petróleo o el carbón.

Si quieres conocer más detalles sobre el gas que incluso algunas personas utilizan en su cocina, no dejes de leer este artículo.

Definición y origen

El gas natural es un combustible fósil perteneciente al grupo de los hidrocarburos, y está compuesto principalmente por gas metano (CH4). En estado natural no tiene olor, pero se le suele adicionar aroma para identificar las fugas, proceso que recibe el nombre de odorización.

Su formación se remonta a millones y millones de años, gracias a la descomposición de plantas y animales que quedaron enterrados bajo el agua en ríos y lagos que ahora no existen. Con el paso del tiempo éstos se fueron acumulando bajo el sedimento, a tal punto que se formaron capas de roca a gran profundidad… desde donde hoy es extraído.

Estos yacimientos suelen estar ubicados en el subsuelo continental o marino y, actualmente, son determinados por geólogos y geofísicos que investigan los terrenos para determinar ciertas características que sugieren la presencia de hidrocarburos.

Actualmente, la única región que explota el recurso en Chile es la de Magallanes. Pero como la demanda en el país es tan alta, la principal manera de abastecernos de gas natural es la importación.

Usos más comunes

Tiene vario usos, entre los que se cuentan:

  • Producción de electricidad en centrales eléctricas, a partir de la comubustión del gas.
  • Suministro residencial, para poder utilizar artefactos como la cocina o el calefont.
  • Calefacción centralizada de casas y edificios.
  • Combustible para hacer funcional un tipo especial de autos (Gas Natural Vehicular).
  • Abastecimiento energético para empresas mineras en el Norte de Chile.

Respecto del uso en nuestro país, según el balance de energía primaria en Chile el consumo bruto de gas natural en 2013 fue de 45.680 teracalorías, un 13,4% del total de 339.527 teracalorías consumidas ese año.

Comparación

Al ser un combustible fósil, la explotación del gas natural genera emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que contribuyen al calentamiento global. Éstas, sin embargo, son considerablemente más bajas que las producidas por el carbón y el petróleo.

Es por este motivo que el gas natural se considera “más limpio”. En concreto, una planta eficiente de gas natural debería emitir entre un 50 y un 60% menos [artículo en inglés] de dióxido de carbono (CO2) que una planta de carbón nueva.

Estos datos nos hacen pensar que se trata de un combustible que no tiene el mismo impacto ecológico que el carbón o el petróleo. Algo es algo. Sin embargo, en Biwil soñamos con un futuro en el que la mayoría de las fuentes de generación energética sean tan limpias como la solar o la eólica.

LEER ARTÍCULO COMPLETO