Providencia fue la comuna elegida por las autoridades regionales para comenzar con la implementación de las Unidades de Respaldo Energético (llamadas UPS) en puntos estratégicos, donde transita una gran cantidad de peatones, ciclistas y vehículos, y en entornos que concentran instituciones como colegios, universidades y hospitales.

En términos simples, las UPS son baterías (similares a las de un auto), que suministran energía a los semáforos y que nos beneficiarán en distintos ámbitos a quienes nos movilizamos por la ciudad:

  •  Permiten que un semáforo funcione al menos por 5 horas, aun cuando haya un corte en el suministro eléctrico.
  •  Mejoran las condiciones de seguridad, ya que evita accidentes ante situaciones de corte de energía eléctrica, manteniendo la sincronización de los semáforos.
  •  Permiten el ahorro de combustible de los usuarios que transitan por intersecciones donde exista un corte de energía, haciendo más expedita la circulación de los autos.

El objetivo de este proyecto es instalar UPS en 650 intersecciones y cambiar de luces halógenas a LED en 1.463 cruces de la Región Metropolitana, considerando que no todas las comunas usan este tipo de iluminación.   

La importancia de las luces LED

Tanta maravilla no hubiera sido posible sin un elemento clave en todo este proceso: la implementación de luces LED en los semáforos. Un aspecto en el que han sido pioneros en la Municipalidad de Providencia:

IMG_2953
Gerardo Fercovic, jefe del Departamento de Ingeniería de la Dirección de Tránsito de Providencia.

“No logramos convencer en primera ni en segunda instancia a las autoridades que administraban el municipio, por el alto costo que implicaba. Pasó un par de años en que finalmente logramos el financiamiento para el proyecto de cambiar de halógeno a LED en todos los semáforos de la comuna, hace unos 8 ó 10 años”, recuerda Gerardo Fercovic, jefe del Departamento de Ingeniería de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de Providencia.

La inversión (1 millón de dólares aproximadamente) y la insistencia de Gerardo, junto con el departamento que él dirige ya tiene sus frutos: Con este tipo de iluminación optimizamos la operación de la UPS, porque si usáramos lámparas halógenas, este aparato no daría abasto con la generación de energía que necesitan ese tipo de luces”. Es decir, el uso de luces LED es la base para el éxito en el funcionamiento de la UPS.

Adicionalmente, destaca otros beneficios adicionales, que surgen a partir del uso de luces LED en los semáforos:

  •  Reduce en un 80% el consumo eléctrico.
  •  Se genera un mejor contraste visual, haciendo más y mejor visibles la señalética del semáforo.
  •  Reduce o anula las fallas de los semáforos por condensación, porque es una luz que no genera calor o lo hace en cantidades insignificantes.
  •  Reduce el “efecto fantasma”. Es decir, cuando la luz solar apunta directamente en el semáforo no hay encandilamiento o pérdida de visual.

A Gerardo Fercovic no le quedan dudas: haber recibido la “luz verde” para el proyecto hace 10 años fue la mejor decisión, ya que trajo consigo numerosos beneficios que podemos percibir diariamente en la calle. Un cambio a luces LED que podríamos adoptar, a otra escala, en nuestros propios hogares. ¿Por qué no? ?

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorCarreras en medio de la naturaleza
Siguiente publicaciónUna escuela hecha con neumáticos, botellas, latas y cartón