Hay, por lo menos, tres cosas que unen a Constanza Vallejos y César Silva: ambos estudiaron una carrera del área de la salud, ambos tienen 28 años y… ¡ambos aman las bicicletas! Tanto así que decidieron emprender juntos un viaje tan alucinante como largo: recorrerán América completa, de Norte a Sur, sólo a bordo de las dos ruedas.

Para llegar a entender esta idea un poco loca -¡pero hermosa al mismo tiempo!- es necesario ahondar más en sus mentes y en sus corazones. Conocer, por ejemplo, de dónde nació el gusto por las bicis, cómo ha sido crecer fuera de Santiago y cómo han tenido que lidiar día a día por mantener su saludable y entretenido estilo de vida.

Aquí están ellos, en una de sus múltiples aventuras en bicicleta. En medio de los preparativos de su viaje se dieron el tiempo para abrirnos su corazón. ¡Gracias, muchachos!

✅ ¿Cuáles son tus primeros recuerdos relacionados con las bicicletas?

Constanza: ¡Cuando me regalaron mi primera bici para Navidad, a los 7 años! Como toda niña, pensaba que era el mejor regalo que podía hacerme el Viejito Pascuero.

César: Aprendí a pedalear cuando niño, pero siempre lo vi como un actividad recreativa, de fin de semana, no como un deporte ni menos como un medio de transporte. En ese entonces era difícil disponer siempre de una bicicleta, porque teníamos que compartir las que había entre los 4 hermanos.

✅ ¿Cuándo te diste cuenta de que amabas las bicicletas?

A veces dejan sus bicicletas para tomarse fotos en los increíbles lugares que visitan.

Constanza: Desde pequeña sentía que aprender a andar en bici era un gran desafío. Y cuando logré sacarle las rueditas me daba una gran sensación de alegría el poder andar por las cuadras cerca de mi casa, casi sin supervisión y con total libertad.

César: En los últimos años de universidad comencé a moverme en bicicleta en Santiago, motivado por todos sus beneficios: menor tiempo de traslado, más rapidez, ahorro. En esos años ocupaba las de mis hermanos, pero siempre pinchaba o me robaban algo. Me daba vergüenza, así que le pedí a mi mamá que me comprara una… Y así nació todo esto.

✅ Ha pasado el tiempo y el amor por las bicicletas continúa. Desde esa mirada, ¿cómo evalúas el uso de las bicicletas en Chile?

Constanza: La bicicleta ha recuperado el protagonismo como medio de transporte, además de ser utilizada con fines recreativos y deportivos. Cuando viajo a Santiago me sorprendo por la cantidad de ciclistas en horario punta. Cada día hay más conciencia y conocimiento de las leyes del tránsito en lo que respecta a los ciclistas, pero aún estamos lejos de sentirnos seguros y empoderados en las calles, sin acoso, atropellos o robos.

César: En Chile hay una gran diferencia con países los desarrollados, donde la bicicleta es un medio de transporte arraigado y hay una cultura en relación al tema, desde las condiciones en la que un ciclista transita hasta la conducta de las personas. Acá los conductores de los vehículos no respetan a los ciclistas o nos insultan; los ciclistas no respetan las normas del tránsito y creen que tienen privilegios por sobre autos; y los peatones, dada la imprudencia de algunos, no tienen buena percepción de los ciclistas.

IMG_0658
Además de kinesiólga y amante de la bicicleta, Constanza es instructora de Yoga… tal como se puede apreciar en esta foto.

✅ Con ese diagnóstico de la realidad chilena, ¿ha sido difícil ser amante de la bicicleta?

Constanza: Vivo en una ciudad pequeña, donde no hay tantos vehículos. No me cuesta moverme, es más rápido y me siento segura, cosa que no imagino en Santiago. Hace unos años viví en Nueva Zelanda, donde me movilizaba en bicicleta. ¡El respeto que existía por los ciclistas era muy diferente! De hecho, me marcó una experiencia en la que iba en el transporte público subiendo por una calle estrecha; adelante iba un ciclista, pero el chofer en vez de apurarlo o reclamar, le dio ánimo y esperó pacientemente. ¡Impensado en Chile!

César: Es complejo, pero uno se adecua a las condiciones. Al fin y al cabo, son las mismas en las que uno se formó como ciclista. Por ejemplo, vivir siempre con el miedo de que te pueden robar la bicicleta es terrible, pero se hizo cotidiano. Por eso, creo que no ha sido tan difícil: por un tema de costumbre más que por las condiciones que se se presentan a los ciclistas en Chile.

✅ ¿Qué falta en Chile para que más personas valoren y usen la bicicleta?

Constanza: Es un tema de educación. Educación respecto de la práctica de actividades físicas como factor protector y beneficioso para la salud, la importancia de vencer el sedentarismo y todas las consecuencias negativas que éste produce. Educación vial y respeto por los ciclistas por parte de los conductores y peatones. Y educación sobre los beneficios de andar en bici versus los automóviles, en cuanto al bajo impacto ambiental en la emisión de CO2 y disminución de la huella de carbono. Por último, hace falta mayor inversión en ciclovías dentro de las ciudades.

César: Lo primero es consolidar la idea de la bicicleta como un medio de transporte y del ciclista como un conductor, no un peatón que anda en dos ruedas. La bici es un vehículo y debe cumplir con todas las normas del tránsito. Pero, finalmente, todo apunta a lo mismo: la educación sobre los derechos y deberes de cada uno.

IMG_0652
En uno de sus viajes juntos, Coni y César recorrieron el tramo entre Buenos Aires y Río de Janeiro. ¡Háganse esa!

✅ Ad portas de un gran viaje en bicicleta por toda América, ¿cuál es el mensaje para las personas que tienen un sueño como éste?

Constanza: Les diría que dejen de lado los miedos e inseguridades, porque nos mantienen alejados de nuestros sueños y son los mayores impedimentos para la felicidad. No dejen que pase un día más sin sentir y reconocer la felicidad. Por ejemplo, si no están conformes con su vida, hagan un cambio y empiecen a vivir intensamente: apaguen la tele y viajen. Conozcan nuevas culturas, conéctense y respeten la naturaleza. Y si creen que no tienen tiempo para viajar, realicen alguna actividad reconfortante que los saque de la rutina.

IMG_0649
Nos gusta que tengan espíritu Biwil. Por eso, les deseamos éxito en todas sus aventuras.

César: Cumplan sus sueños o, por lo menos, inténtenlo. Querer hacer algo distinto a lo que hace la mayoría no quiere decir que esté mal. No teman. Tengan presente que la vida pasa muy rápido, y será muy triste mirar hacia atrás y sentir que quedaron cosas pendientes. Y a los jóvenes, en particular, ¡aprovechen su vitalidad! Olviden los prejuicios, sean felices y que nadie se los impida.

¡No podríamos estar más de acuerdo con ustedes, muchachos! Y no sólo en lo que respecta a una mirada más bici-friendly, sino que al sentido más amplio de la búsqueda de la felicidad. ¡Suerte en todas sus aventuras, muchachos! 🚴

LEER ARTÍCULO COMPLETO