Es muy importante mantener la limpieza de cada electrodoméstico, no solamente para que estén relucientes y puedas ver tu reflejo en ellos, sino también para cuidar tu salud y la de tu familia.

La vida útil de cada uno puede verse afectada cuando las condiciones de higiene no son las óptimas. Así, los restos de comida en descomposición en el refrigerador, la humedad acumulada en tu lavadora o la grasa pegada en el horno pueden convertirse en amenazas que debes considerar si lo que buscas es cuidar los recursos.

Asimismo, el buen funcionamiento de estos aparatos evita que tengas que gastar en reparaciones o en uno nuevo. Y, por último, considera que el funcionamiento óptimo del microondas, el hervidor, el refri o la lavadora favorece la eficiencia energética de tu hogar.

Por eso, mira estos consejos de limpieza para proteger tus aparatos:

✅ Horno

¿Te imaginas todo lo que sucede cuando tenemos un horno sucio o con restos de comida? Cada vez que lo usas, éstos se siguen quemando, generando contaminación del aire. Además, tu comida empieza a adquirir otros sabores que dejan los restos recalentados, mientras que aumenta el tiempo de cocción, incrementando el costo de uso y reduciendo su eficiencia energética

Para evitar estos problemas, se aconseja limpiar después de cada uso y, periódicamente, hacer un aseo en profundidad. Todo lo que necesitas es bicarbonato, agua y vinagre. El bicarbonato es ideal para la limpieza porque es abrasivo y ayuda a remover la grasa pegada y el vinagre actúa como desinfectante y ayuda a eliminar las bacterias de las superficies. 

Para esto, mezcla dos cucharadas de bicarbonato y un poco de agua, hasta obtener una consistencia pastosa. Luego, refriega el interior del horno con la mezcla y deja que el bicarbonato actúe por 12 horas. Finalmente, usa un paño con vinagre para retirar todos los restos del interior del horno. 

✅ Refrigerador

Es fundamental, ya que en él guardamos los alimentos más sensibles a factores externos como la temperatura o microorganismos. Por esto, es importante que el aparato se encuentre siempre limpio y se recomienda hacer una limpieza en profundidad por lo menos una vez al mes.

Para limpiarlo debes desconectarlo y sacar todo de su interior, con bandejas incluidas. La misma solución de bicarbonato y agua es útil en este caso, porque, además de las propiedades mencionadas, es excelente eliminando el típico olor que se genera por la mezcla de alimentos que hay en su interior. 

Puedes llegar a los rincones difíciles del refrigerador con un bastoncito de algodón (cotonito). Recuerda quitar el polvo de la parrilla trasera, de esta manera el aparato hará menos esfuerzo para sus procesos; por lo tanto, estarás siendo más eficiente energéticamente. 

✅ Lavadora

Se recomienda limpiar constantemente la lavadora. No obstante, un aseo a fondo por mes es una buena forma de mantener su buen funcionamiento.

Con agua tibia limpia bien el tambor interior y los filtros, para que no se obstruyan, y retira los residuos del depósito de detergente. En este caso, el vinagre también ayuda mucho gracias a su capacidad de eliminar bacterias que se impregnan en este tipo de aparatos.

Un ciclo de lavado sin ropa en el modo de ropa delicada ayudará en esta tarea. No olvides dejar la lavadora abierta una vez finalizada la limpieza para que se seque sin acumular humedad, ya que afecta enormemente la limpieza de tu ropa.

Como ves, mantener tus electrodomésticos limpios es muy importante, no solo para cuidar tu salud, sino también para cuidar el buen estado de estos aparatos, proteger su eficiencia energética y alargar su vida útil para no tener que incurrir en gastos innecesarios.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorFórmula E: la gran carrera de los autos eléctricos
Siguiente publicación¡Nadie está a salvo!