grafica general
Ésta es una de las gráficas oficiales para comunicar información respecto de la Ley. (Fuente: Gobierno de Chile).

En Biwil queremos que siempre estés al tanto de lo que pasa en Chile y el mundo en relación con los temas que nos mueven. En esta ocasión vamos a explicarte un poquito más sobre la Ley Nº20.920, para la gestión de residuos, la responsabilidad extendida del productor y fomento al reciclaje (conocida como Ley de Fomento al Reciclaje).

Si piensas que, por el nombre que le han puesto, esta regulación sólo afecta a los productores… estás equivocado. Es cierto que sobre ellos recae la mayor responsabilidad, pero los consumidores -como tú y como yo- también tenemos un nivel de participación para que funcione el modelo.

Por eso es importante que conozcas los escenarios que inspiraron la promulgación de esta ley, cuáles son sus objetivos más próximos y, quizás lo más importante, cómo funcionará en la práctica, cuando compres y uses alguno de los productos que contempla.

Qué se busca

El Ministerio de Medioambiente explica que la implementación de la ley es importante porque, “desde el punto de vista ambiental, la disposición final de basura en vertederos o rellenos sanitarios no es la mejor alternativa”.

Por eso, el artículo 1º de la ley expresa de forma clara su principal objetivo: Disminuir la generación de residuos y fomentar su reutilización, reciclaje y otro tipo de valorización (…) con el fin de proteger la salud de las personas y el medioambiente”.

Asimismo, expone los principios que la inspiran. De entre todos ellos, vamos a destacar estos tres, que bien podrían resumir el espíritu completo de la ley:

  • El que contamina… paga: o sea, quien genera los residuos es responsable de todo lo que ocurra con él, así como de hacerse cargo de los costos y todos los eventuales problemas asociados a su manejo.
  • Todos pueden participar: la educación, opinión e involucramiento de la sociedad (de los consumidores) son una necesidad urgente para prevenir la generación de residuos y fomentar su reutilización y reciclaje.
  • La prevención es clave: debe existir un conjunto de acciones que se reflejen en cambios en los hábitos de uso de insumos y materias primas utilizadas en los procesos productivos y el diseño. Además, es importante modificar el consumo, para evitar la generación de residuos o, por lo menos, reducir su cantidad y peligrosidad.

¿Y en la práctica?

pilas
Las pilas: un producto prioritario. La responsabilidad de no botarlas a la basura, y guardarlas por separado para luego entregarlas a un reciclador de base será de los consumidores.

En palabras sencillas, la Ley de Fomento al Reciclaje obliga a los fabricantes de ciertos productos a organizar y costear la gestión completa de los residuos derivados de esa producción.

Esto significa que los productores o importadores deben hacerse cargo de los bienes que comercializan, una vez que termina su vida útil. Dicho de otro modo, los productos “desechados” o “inservibles” deben volver a la industria donde fueron fabricados o a las bodegas desde donde fueron distribuidos, y ya no serán un objeto para echar a la basura.

Para lograrlo, la ley contempla metas de recolección para las empresas y valorización diferenciada de los que, hasta ahora, se califican como los primeros seis productos prioritarios:

  1. Aceites lubricantes.
  2. Aparatos eléctricos y electrónicos.
  3. Baterías.
  4. Pilas.
  5. Envases y embalajes.
  6. Neumáticos.

En el futuro, el Ministerio del Medioambiente podrá incorporar otros productos a este listado, siempre y cuando cumplan con las siguientes características: deben ser de consumo masivo, ser comercializados en un volumen significativo, ser residuos peligrosos y ser factibles de valorizar.

Actores involucrados

Básicamente, la regulación contempla tres actores fundamentales.

1️⃣ Las empresas productoras de productos prioritarios

Sobre ellas recae el mayor desafío de esta nueva ley, puesto que son las responsables de:

  • Dar cumplimiento a la Responsabilidad Extendida del Productor (REP).
  • Realizar las implementaciones necesarias para cumplir con la legislación sanitaria en materia de gestión de residuos.
  • Cumplir con las exigencias relacionadas con la gestión de residuos, en cuanto a:
    • Certificación, rotulación y etiquetado de los productos prioritarios.
    • Ecodiseño: es decir, que haya integración de aspectos ambientales en el diseño del producto, envase, embalaje, etiquetado u otros.
    • Mecanismos de separación en origen y recolección selectiva.
    • Mecanismos para manejo ambientalmente racional de residuos.
    • Mecanismos para prevenir la generación de residuos.

2️⃣ Los consumidores de productos prioritarios

Cualquiera de nosotros que compre alguno de estos productos (algunos muy usados, como las pilas), tendrá la obligación de separar y entregar estos residuos a un gestor de residuos, contratado por un sistema de gestión.

La ley otorga competencias a la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) para fiscalizar y cursar infracciones, las que podrían incluir multas y amonestaciones por escrito. ¡Así que mejor no arriesgarse y hacer un gesto, no sólo por cumplir la ley sino que por hacerle un cariñito al planeta.

3️⃣ Los gestores de residuo de productos prioritarios

Se trata de los encargados de recolectar los residuos que guarden y entreguen los consumidores. Éstos pueden ser las propias empresas y los municipios, los que deberán trabajar coordinadamente con aquellas personas que se registren como recicladores de base, y se certifiquen en el marco del Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales.

Los recicladores de base podrían ser, por ejemplo, las personas que andan en un triciclo y pueden transportar allí los residuos hasta algunos lugares de acopio, lo cual debe ser acordado los municipios.

Estamos seguros de que, directa o indirectamente, tú ocupas todos los que han sido catalogados como productos prioritarios: pilas para el control remoto, los neumáticos y el lubricante para el auto, electrodomésticos y aparatos electrónicos. Todos. Por eso, nuestro llamado no es sólo a que conozcas de qué se trata esta ley, sino que también a que seas responsable y cumplas con tu parte en este compromiso.

asi funciona el reciclaje
En esta gráfica queda claro cuáles son los principales actores que contempla la ley, y cuáles son las responsabilidades que competen a cada organismo. (Fuente: Ministerio de Medioambiente Chile).