En Biwil estamos muy atentos a lo que pasa en los países del primer mundo. No es porque creamos que en Chile no pasen cosas atractivas. De hecho, muchas ideas que acá se llevan a cabo nacen a partir de inspiraciones que tienen su origen en el viejo continente.

En este caso nos referimos a un invento que surgió hace un tiempo en Holanda y que tiene un potencial que podría ser muy beneficioso para el medioambiente y, por lo tanto, para todos nosotros. Hablamos de Precious Plastic, una iniciativa que consiste en poner a disposición de cualquier usuario la información necesaria para poder crear una máquina, con la cual se pueden construir objetos en base a plástico reciclado. Así es: eventualmente, cualquiera de nosotros podría convertirse en el creador de un robot. 😱 🤖

Una de las características de este proyecto es que deja a disposición de todos los usuarios las instrucciones de cómo confeccionar una de estas máquinas, a través de videos-tutoriales. Si bien es necesario tener cierto nivel de conocimiento técnico, el modelo open source (método de conocimiento abierto para todos) que utilizan hace más accesible su confección.

Por ejemplo, sus partes y piezas no son rebuscadas ni complejas. Sin ir más lejos, en su sitio web es posible leer que “mediante el uso de materiales básicos, herramientas y piezas universales, las máquinas pueden ser construidas en todo el mundo”.

De hecho, gracias a Precious Plastic nació un emprendimiento chileno llamado Lift, en el que construyen pesas para ejercitar, en base a botellas de plástico. Hoy está en su fase inicial, pero sus creadores están muy entusiasmados con el proyecto, en el que conjugan el reciclaje y la promoción de una vida sana a través del ejercicio. 🙌🏼  ¡Muy Biwil!

Las cifras del plástico en Chile

Marco Simeoni, es el líder de la fundación Race for Water, que desde marzo recorre los cinco vórtices (islas donde se acumula la basura que llega a los océanos). El especialista aseguró a un medio escrito que por cada tres kilos de peces hay uno de plástico. Preocupante, por decirlo de manera suave. 🤔  El mismo sentimiento de Boyan Slat, de quien les hablamos hace un tiempo, que ideó un sistema para recoger el plástico depositado en el mar. ¡Crack!

Mientras que una idea como la de Precious Plastic y un emprendimiento como Lift adquieren un valor especial en un país como el nuestro, donde la cantidad de desechos que van a dar a los océanos son preocupantes. Para graficarlo en cifras, un chileno genera en promedio 1,08 kilos de basura al día, de los cuales un 11% es plástico (envases de líquidos y comidas, principalmente), según el mismo medio.

En esa misma línea, un estudio hecho por la Universidad de Georgia, señala que entre 10 mil y 25 mil toneladas de ese material se puede transformar en un desecho que, eventualmente, puede llegar al mar. ¿Sus orígenes? Variados; principalmente, por los visitantes a las playas, la acuicultura y a través de la basura que transportan los ríos.

Pero Biwil, Precious Plastic, Lift y muchas otras iniciativas e ideas trabajan a diario para combatir el excesivo desperdicio de plástico y también a su rescate, para darles una nueva vida. Como nos gusta decir: súmate al lado verde la fuerza 💪🏼  Cada vez somos más los que queremos vivir en un mundo más limpio.

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorSantiago en el top-20 de las ciudades más congestionadas
Siguiente publicaciónIn your face, Central Park!