Cuando pensábamos que el Toyota i-TRIL era lo más extraño y cibernético que veríamos en el mundo de los autos eléctricos, aparece otro modelito que se llevó todas las miradas en el Salón del Automóvil de Ginebra 2018: el Hyundai Kite.

¿Por qué llamó tanto la atención? Principalmente, por su aspecto externo: se trata de un vehículo que está a medio camino entre una moto y un auto eléctrico, con capacidad para dos personas y propulsión 100% gracias a la energía eléctrica.

El propio fabricante surcoreano definió al Kite como un buggy muy liviano cuya característica más particular es que se trata de un jet-ski, lo cual significa que sirve tanto para andar en tierra y también en el agua. O sea, es un verdadero transformer.

Diseño

Hay que aclarar que este modelo es un concept car. Esto significa que fue fabricado solamente como prototipo para ser exhibido en la mencionada cita anual del automóvil y, por lo tanto, no cuenta con especificaciones reales… todavía (porque se espera que su producción en serie comience en los próximos años).

A pesar de esto, el fabricante ha entregado algunas informaciones. Por ejemplo, que se trata de una colaboración entre Hyundai y el Istituto Europeo di Design (IED), desde donde salieron los 15 estudiantes de diseño de transporte que dieron vida al vehículo.

Ésta no es la primera vez que la marca asiática trabaja en estrecha colaboración con el IED para desarrollar un modelo más eficiente que los convencionales. En 2014 diseñaron juntos el Hyundai PassoCorto, un híbrido-enchufable deportivo ultraliviano con 270 CV de potencia.

Éste es el Hyundai PassoCorto, anterior modelo en colaboración con el IED.

Chasis

Como es posible apreciar en las imágenes, el Hyundai Kite no tiene puertas, techos ni ventanas. Sólo consiste en un chasis con una longitud de 3,7 metros y una altura aproximada de un metro y medio. A decir verdad, es bastante más grande que una simple moto.

Ya sea en tierra o en el agua -no han explicado cómo ocurre esa magia-, el vehículo está equipado con propulsión 100% eléctrica, con cuatro motores que van dentro de las cuatro ruedas. Además, posee una turbina de chorro para impulsarse más rápido en el medio acuático.

Por último, se ha mencionado que el Hyundai Kite contará con un sistema operativo capaz de conectarse al teléfono móvil del usuario a través de una app. Con esto permitirá manejar todas las funciones de manera remota.

Ahora sólo nos queda esperar que la producción comience y que salga a la venta. ¿Cómo nos veríamos con uno de estos modelos por alguna de las playas de nuestro país?

[Fotos: Hyundai Center Europe].

LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anterior¡No más autos contaminantes en Roma!
Siguiente publicaciónAntu, la cocina 100% solar