En Europa se han tomado muy en serio la movilidad eléctrica. Los usuarios se están interesando cada vez más en este tipo de vehículos, lo que se refleja en el aumento en el parque automotriz en países como Alemania, entre varios otros.  

Por su parte, los fabricantes también están aportando lo suyo al ofrecer una gama más amplia de autos eléctricos. Esto ha permitido que encontremos ofertas para todos los segmentos: vehículos más económicos, como también otros muy lujosos.

Este avance ha ido de la mano con una planificación en la infraestructura necesaria para cargar este tipo de vehículos. Es por eso que BMW, Daimler AG, Ford y el Grupo Volkswagen con Audi y Porsche se han unido para crear una extensa red de cargadores distribuidos en Europa.

Un prototipo de cómo se verán las estaciones de carga Ionity. Destaca su diseño simple, elegante y moderno.

Ionity

Se trata de un proyecto que ya comenzó a implementarse, pero que consta de un desarrollo pensado para el mediano plazo, cuyo objetivo es instalar 400 estaciones de carga para autos eléctricos de aquí a 2020.

Pero Ionity ya tiene algo de trabajo hecho, porque durante el 2017 se instalaron las primeras 20 estaciones, ubicadas estratégicamente en las principales carreteras de Alemania, Noruega, Austria y Dinamarca, separadas en tramos no superiores a 120 kilómetros.

“Estas estaciones son cómodas de usar y permiten tiempos de carga rápidos debido a su capacidad de hasta 350 kW. Como resultado, Ionity hace que los viajes de larga distancia con vehículos eléctricos sean una experiencia agradable”, es lo que declaran en su sitio oficial.

Aún no hay información oficial, pero se especula que el pago se hará a través de un QR, asociado a una tarjeta de crédito.

El avance de Ionity

Para fines de 2018, la compañía formada por los principales fabricantes de autos proyecta tener instaladas otras 100 estaciones de carga distribuidas por distintos países de Europa.

La estrategia responde a un objetivo ambicioso y que les vendrá muy bien a los usuarios europeos de autos eléctricos, y consiste en permitirles recorrer el continente -prácticamente en su totalidad- a bordo de un vehículo eléctrico y contar con estaciones de carga habilitados en las carreteras que atraviesen las fronteras de cada país.

Adicionalmente, otra de las características de Ionity, es que son puntos de carga ultra-rápidos. Según Marcus Groll, el CEO de la compañía, las baterías de los autos podrán ser cargadas en un 100% en un lapso de tiempo entre 10 a 30 minutos, según el tipo de vehículo.

Sin dudas, se trata de un impulso más a la movilidad eléctrica en Europa, que avanza hacia un transporte más limpio y amigable con el planeta. Algo que anhelamos también en esta parte del mundo y que con iniciativas como las de ENGIE está comenzando a dar sus primeros pasos.

[Fotos: Ionity.eu]

LEER ARTÍCULO COMPLETO