Desde Madrid nos llega una excelente noticia: ya comenzó la marcha blanca de un servicio de scooter eléctricos compartidos llamado MOVO. Se trata de una iniciativa impulsada por dos emprendedores con una profunda convicción de cuidado del medioambiente.

Nos encanta esta iniciativa porque conjuga dos elementos que ayudan a construir una sociedad más sostenible y limpia: por un lado, una flota de vehículos eléctricos sin emisiones de carbono; y, por otro, un sistema compartido que ofrece la posibilidad de disminuir la cantidad de autos en las calles.

Con esto, MOVO se suma a muchos otros servicios que tienen la movilidad eléctrica como eje principal, como por ejemplo Mobike, ya disponible en Santiago, y JUMP Bikes, ambos servicios de bicicletas eléctricas compartidas (este último asociado a los recorridos de Uber).

Por si alguien quiere viajar acompañado, las motos contarán con dos cascos.

Madrid es el escenario para la fase de prueba, por ser una ciudad cuyos habitantes tienen conciencia ecológica y están acostumbrados a este tipo de transporte. De hecho, la capital de España cuenta con cuatro servicios similares de moto-sharing y tres de car-sharing eléctrico. ¡Envidiable!

Características

Hasta ahora, la compañía no ha revelado mayores detalles, pero sí hay información que podemos compartir. Una de ellas, quizás la más importante, es el funcionamiento de MOVO, basado en una aplicación móvil (por ahora sólo disponible para sistema iOS), en la cual habrá que crear una cuenta de usuario.

Al igual que como ocurre con otras apps de este estilo, ésta permitirá conocer el lugar exacto donde se encuentran los scooter, ya que tiene asociado un sistema de posicionamiento GPS. Además, servirá para realizar todas las acciones relacionadas con el pago, las reservas y el seguimiento de los viajes realizados.

La promesa de MOVO es que siempre habrá una moto eléctrica disponible. ¿Será posible?

También se sabe que cada moto de la flota tendrá una batería Panasonic con una capacidad de 29 Ah (ampere/hora) y un motor eléctrico de la famosa marca Bosch con una potencia aproximada de 2.400 watts. Nada se sabe aún respecto de la autonomía que estos elementos podrían otorgar a los scooter.

Cómo funciona

Si vives en Madrid, piensas viajar para allá o simplemente tienes curiosidad, te contamos cómo funciona el servicio. Lo primero es descargar la app y registrarse. Una vez creada tu cuenta debes validar la documentación, porque para manejar un scooter necesitas una licencia de conducir.

Luego de agregar una tarjeta de crédito el proceso está finalizado. Eso significa que cada persona puede rastrear la flota, encontrar la moto más cercana y utilizarla cuando lo necesite. El costo del servicio es de 0,22 euros por minuto, con todo incluido. Es decir, 161 pesos chilenos.

Gracias a la app, desbloquearlas para su uso es muy fácil.

A continuación te contamos lo que la misma empresa declara en su sitio web, respecto de sus principales características.

✅ Siempre el mismo precio: funciona las 24 horas y su precio es siempre el mismo.

✅ Disponible en todas partes: los scooter se pueden desbloquear desde la app.

✅ Reserva gratuita: al buscar una moto, la reserva es gratis durante 15 minutos.

✅ Dos cascos: todos los scooter tienen dos cascos, para viajes compartidos.

✅ Detenciones: se puede pausar, bloquear y apagar la moto mientras está reservada

Respeto: MOVO hace un especial llamado a cuidar las motos y a estacionarlas bien.

Al presentar este servicio, uno de sus fundadores, Álvaro Pellejero, declaró: “Queremos ciudades limpias y, por ello, creamos alternativas de movilidad para que el vehículo privado no sea una necesidad. Creemos que el azul tiene que seguir siendo el color de nuestro cielo”.

Nos sumamos a tus palabras, Álvaro. ¡Súmate tú también a nuestro deseo de que alguna vez este tipo de servicios también estén disponibles en Chile!

[Fotos: Movo.me].

LEER ARTÍCULO COMPLETO