Hace algunos meses, un día en que salíamos de las oficinas de Biwil después de una ardua jornada laboral vimos con sorpresa y pena el semblante de los conductores de autos a la hora del taco: caras ansiosas, tristes, aburridas y estresadas.

solo en su auto
Conductor solo en su auto

Contamos que, de diez autos, nueve iban sin acompañantes. ¡¡¡Nueve!!!! Traducido a cifras, esto quiere decir que, en los tacos del sector de Nueva Las Condes, por lo menos el 90% de las personas anda sola en su auto entre las 18:30 y las 20.00 horas.

Entonces nos preguntamos: “¿Habrá alguna buena razón para someterse tal nivel de estrés?”. Quizás viven lejos, ahorran dinero o se demoran menos…”. Y para responder con datos en la mano, decidimos comprobarlo.

un pasajero
Señora sola en su auto
solo en auto
Otro conductor solo en su auto

Me sacrifiqué por la ciencia y, durante un mes, probé cuatro tipos de transporte para viajar desde mi casa hasta el centro de operaciones de Biwil.

Descripción del experimento

  • La distancia entre mi casa y la oficina son 5,5 kilómetros.
  • Conté dos viajes diarios, uno de ida y otro de vuelta, de lunes a viernes.
  • La primera semana viajé en transporte privado (Taxi/Auto/Uber/Cabitify, etc.).
  • La segunda semana utilicé una bicicleta.
  • La tercera semana caminé o corrí.
  • La cuarta semana usé transporte público (Transantiago, la micro).

1⃣️ Primera semana: el transporte privado 🚕

Para estos efectos usé el dato preciso que nos dieron las app de las conocidas empresas de transporte, porque es un dato perfectamente medible.

En la mañana:

  • Todos los días llamé a un auto a las 8.30 horas.
  • Cada día, el automóvil tardó entre 8 y 10 minutos en llegar a recogerme.
  • El tiempo promedio de viaje diario fue de 25 minutos.
  • El costo promedio de cada viaje fue de $3.309.

En la tarde:

  • Cada tarde llamé a un auto a las 18.30 horas.
  • El automóvil demoró entre 5 y 10 minutos en llegar a buscarme.
  • El tiempo promedio de viaje diario fue de 20 minutos.
  • El costo promedio de cada viaje fue de $3.972.

    cuenta auto
    Ejemplo de gasto en transporte privado

En total, viajar en transporte privado significó:

  • Demorar más de una hora en traslados al día (ida y vuelta).
  • Gastar más de $7.000 diarios en pasaje (que podría equivaler al gasto en el peaje y bencina si haces este recorrido en auto).
  • Desembolsar en una semana $36.408. Con eso podría haber almorzado todos los días de la semana en un restaurante con un menú ejecutivo de $7.000, más o menos.

2⃣️ Segunda semana: bicicleta 🚴

Para este mini experimento, usé mi propia bicicleta.

En la mañana:

  • Todos los días salí a las 8.00 horas.
  • Demoré 4 minutos en salir de mi casa (entre ponerme el casco, encender las luces y ponerme la mochila).
  • El tiempo promedio de viaje diario fue de 20 minutos.
  • El costo promedio de cada viaje fue de 0 pesos.

En la tarde:

  • Cada tarde salí de la oficina a las 18.30 horas.
  • Demoré 4 minutos en salir (por el mismo ritual de la mañana).
  • El tiempo promedio de viaje diario fue de 30 minutos.
  • El costo total de las mañanas fue de 0 pesos.

En total viajar en bicicleta significó:

  • Demorar cerca de 55 minutos en traslados al día (ida y vuelta).
  • Gastar 0 pesos diarios y, por lo tanto, 0 pesos a la semana.
  • Recorrí 11 km diarios y perdí 800 gr de peso, comiendo lo mismo de siempre.

3⃣️ Tercera semana: caminar o correr 🏃🏃

darcy corre al trabajo
Camino al trabajo corriendo

En la mañana:

  • Todos los días salí a las 7.30 horas (si caminaba) o a las 8.00 horas (si corría).
  • Demoré 0 minutos en salir de mi casa.
  • El tiempo promedio de viaje diario fue de 50 minutos al caminar.
  • El tiempo promedio de viaje fue de 25 minutos si corría.
  • El costo promedio de cada viaje fue de 0 pesos.

En la tarde:

  • Cada tarde salí de la oficina a las 18.30 horas.
  • Demoré 0 minutos en salir.
  • El tiempo promedio de viaje diario fue de 60 minutos al caminar.
  • El tiempo promedio de viaje fue de 25 minutos si corría.
  • El costo total de las mañanas fue de 0 pesos.

En total, caminar y correr significó:

  • Demorar, si caminaba, cerca de 2 horas en traslados al día (ida y vuelta).
  • Demorar, si corría, cerca de una hora en traslados al día.
  • Gastar 0 pesos diarios y, por lo tanto, 0 pesos a la semana.
  • Recorrí 10 km diarios y perdí 1,5 kilos de peso, comiendo lo mismo de siempre.

4⃣️ Cuarta semana: en micro 🚌

Para este caso, tuve que caminar cada día a los paraderos cercanos de mi casa y la oficina.

En la mañana:

  • Salí de mi casa a las 8.30 horas.

    viaje en micro
    Viaje en micro
  • Caminé 4 minutos al paradero, que está a 500 metros de mi casa.
  • El tiempo promedio diario de viaje fue de 20 minutos.
  • Caminé 6 minutos desde el paradero a la oficina, que está a 600 metros.
  • El costo de cada viaje fue de $640.

En la tarde:

  • Cada tarde salí de la oficina a las 18.30 horas.
  • Caminé 6 minutos desde la oficina al paradero, que está a 600 metros.
  • El tiempo promedio diario de viaje fue de 20 minutos.
  • Caminé 4 minutos a mi casa desde el paradero, que está a 500 metros.
  • El costo de cada viaje fue de $640.

En total ir en micro significó:

viaje en micro
Viaje en micro
  • Demorar, 60 minutos en traslados al día (ida y vuelta)
  • Gastar $1.280 diarios y, por lo tanto, $6.400 a la semana.
  • No me estresé manejando.
  • En este caso, viajar en micro no fue para nada terrible, sino todo lo contrario. Pude leer el primer libro de Game of Thrones completo y atrapar muchos Pokemones.

Si resumo la experiencia podría decirles que:

  • Viajando en auto me gasté $36.408 en una semana.
  • Viajar en auto, en micro o en bici demora un tiempo parecido. Pero, para mí, en auto fue mil veces más estresante.
  • Caminando descubrí cosas que no conocía, como un lugar donde venden unas arepas maravillosas.
  • Caminar, andar en bici o correr me hicieron llegar con mucha más energía, tanto a la casa como a la oficina.
  • La micro fue la mejor: aproveché el tiempo para leer, por ejemplo.
  • Lejos la peor opción fue el auto, es un tiempo muerto, nada se puede hacer, ni física ni intelectualmente. Y además, es mucho más caro.
LEER ARTÍCULO COMPLETO

Comentarios

comentarios

Publicación anteriorLa experiencia de Ñuñoa con el reciclaje
Siguiente publicaciónYa, chiquillos: ¡a tomar conciencia! 🐝